Saltar al contenido
Inicio » Como dicen los marineros

Como dicen los marineros

Finalmente, hay un enorme conjunto de expresiones de empleo único de la marina: aduja, amura, amurada, babor, estribor, cofia, escotilla, bodega, proa, mástil, mástil, popa, bao, varenga, eslora, bauprés, botavara, motín, barlovento, sotavento, obenque, forestai, gamuza, bloque, bloque, bloque.

Siempre y en todo momento es buen instante para comenzar. Comencemos a andar, para lo que deberemos estudiar y retener vocabulario y entendimientos básicos que nos asistirán a comprendernos de forma fácil dentro. TEXTO Y también ILUSTRACIONES: ISIDRO MARTÍ.

Un pie náutico equivale a 12 pulgadas o 30,48 centímetros.

Para referirnos a la distancia entre 2 puntos no usaremos km, sino más bien millas náuticas.

Contenidos

Ciertas expresiones náuticas usadas actualmente tienen su origen fuera de España

De origen de roma:

  • Rumbo (de rombo, rombo)
  • Candela (de candela, plural de velum)
  • Giro (de abajo, de abajo, y de arriba, arriba)
  • Timón (de temor, timón de arado)
  • Proa en castellano viejo prora (voz latina idéntica, derivada del heleno prora, parte frontal del barco)

Las Expresiones del Mar

En los sitios de pescadores, marineros, piratas, etcétera., algunas expresiones son empleados para detallar sus ocupaciones y la administración de sus buques. Expresiones que no daban oportunidad de mala interpretación. Se precisaba un lenguaje claro y exacto para eludir fallos.

Los piratas vivían, tripulaban y navegaban en navíos. Su historia dentro era como la de otros marineros de la temporada y empleaban exactamente el mismo lenguaje que los hombres de mar.

Observemos ciertas y enseñamos su concepto, si bien si nos encontramos un tanto familiarizados con el tema enseguida las comprenderemos: 

  • Con bastante viento, pequeña candela. Esto significa que en el momento en que incrementa el viento es conveniente achicar la candela a fin de que el barco navegue adecuadamente y no comprometa su seguridad.

  • Barco al cabo, marinero a la red. Significa que en el momento en que el barco está capeado, esto es, en una situación donde, con mal tiempo, está virado hacia el mar y con poca candela o motor, hay poco que llevar a cabo y se puede reposar.

  • Carga la parte posterior del barco si deseas que navegue. El barco navega mejor en el momento en que su trimado está levemente hacia atrás, esto es, en el momento en que la popa está un tanto mucho más sumergida que la proa, en tanto que los elementos de gobierno están en la popa y responderá mejor al timón. Por otra parte, como la proa es mucho más divertida, se encarará a menos olas.

  • En Cabo Trafalgar, bastante en tierra o bastante en el mar. Los bajos que hay en la región media son populares por los nautas de la región de Trafalgar y por este motivo es preferible andar amarrado a la costa o abierto a ella.

  • Fuego salvaje y viento del sur, el tiempo empeora. En el momento en que llega el mal tiempo, el viento del sur frecuenta soplar en nuestras latitudes y, gracias a la carga de electricidad estática que traen las tormentas, se puede ocasionar el incendio “San Telmo” en la parte de arriba de los polos.

  • Gaviotas en el huerto, tormenta en el puerto. En el momento en que las gaviotas están en tierra, tiende a ser señal de mal tiempo. Se acostumbra ver eminentemente en las playas. Asimismo hay un proverbio en lengua gallega que llega a decir algo similar, si bien un tanto mucho más grosero: “Gaviotas en tierra, marineros en el sendero”. Sostenemos la traducción por el hecho de que es de forma fácil comprensible.

  • Charlar del mar y no estar en él. Se acostumbra decir de la gente que charlan y opínan bastante sobre los navíos y el mar en las tascas portuarias pero jamás han pisado cubierta.

  • El trueno y el mar nos enseñan a rezar. Creo insignificante argumentar el concepto del miedo del hombre a los dos elementos.

  • Mejor fortuna en tierra que bonanza en el mar. Por más que navegues en estupendas condiciones, siempre y en todo momento va a ser mucho más seguro realizar fortuna en tierra para mayor seguridad que en el mar.

  • Náufrago que regresa a embarcar, y viudo que reincide, solicitan castigo. Esto quiere decir que no debes tentar tu suerte un par de veces, por si las moscas.

  • Si pasas Marola, pasas todo el mar. Se refiere a una isla que está en la costa gallega y donde el mar es muy boscoso. En consecuencia, quien allí no padezca ningún percance va a poder andar relajado por todos y cada uno de los mares de todo el mundo.

  • Si ves relucir las estrellas, marinero, sal al mar. Esto quiere decir que si hay estrellas refulgentes y cielos despejados, se aguardan estupendas condiciones meteorológicas para andar.

  • Una ola jamás viene sola. Las olas acostumbran a conformar trenes que se los conoce como “las tres Marías” y de ahí que se debe tener precaución por el hecho de que si una ola te rompe dentro, seguramente va a haber varias mucho más detrás.

  • Mucho más vale una candela que un remo de galera. La candela te ahorrará tener que remar, siempre y cuando el viento la acompañe, por supuesto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *