Saltar al contenido
Inicio ¬Ľ C√≥mo es el mar en Imbassai

Cómo es el mar en Imbassai

La playa de Imbassaí es extendida y satisfactorio, con una hilera interminable de palmeras. Si bien el mar está agitado, el agua no está fría. Si andas por la playa, vas a encontrar nidos de tortugas que no se tienen que tocar y la desembocadura del río Imbassaí con aguas cálidas y transparentes, perfecto para un chapuzón.

Ninguna vacaci√≥n va a ser tan √ļnica como la que vas a vivir en Imbassa√≠ con Palladium Travel Club y The Signature Level. Conoce las √°reas y virtudes que poseemos solo para todos los que se animan a vivir esta novedosa forma de vacacionar.

El verano es eterno en las playas de Imbassaí. El tiempo caluroso hace una combinación impecable entre la calidez del mar y la despacio arena del Caribe. Un ámbito tropical que te deja vivir unas vacaciones repletas de aventura, relajación y instantes particulares en un solo sitio. Eleve la experiencia de sus próximas vacaciones con Palladium Travel Club y The Signature Level.

Playas de Imbassaí

Las opciones de diversión para los visitantes son muy variadas, con énfasis en nuestra playa de Imbassaí.

Escríbenos para entender mucho más sobre este destino

O llama al (0341) 440 8260.

Maleva en Brasil / A 4 horas de un paraíso tropical: o sea una semana en el Grand Palladium Imbassai de Bahía. Por Santiago Eneas Casanello (desde Brasil, artículo y fotografías).

Termin√© de trabajar, solicit√© un coche para Aeroparque, a las cinco de la tarde se encontraba all√≠. Factur√© una maleta, me reun√≠ con mis compa√Īeros de viaje en un caf√© despu√©s de efectuar los tr√°mites migratorios, a las siete y media ahora volaba sobre el R√≠o de la Plata, las luces de las ciudades de Uruguay. ¬ŅO sea Montevideo? Comenc√© un libro de un novelista israel√≠ que me obsequi√≥ mi pareja: 4 horas despu√©s, aterric√© en Salvador de Bah√≠a, capital del noreste brasileiro, alma de Brasil, otro planeta. Desde el campo de aviaci√≥n de Bah√≠a ‚Äďcompletamente nuevo y entre los mucho m√°s modernos del enorme pa√≠s que contamos al costado‚Äď, una furgoneta nos llev√≥ de regreso a otro planeta, del que no te deseas ir: el hotel Grand Palladium Imbassai.

En el mostrador de recepci√≥n -muy elegante, muy espacioso y con un dise√Īo abierto para dejar fluir el aire del tr√≥pico- nos aguardaban con un coctel de frutas. Se encontraba hambriento. No deseaba reposar sin comer. Conque nos plantearon: pod√©is cenar en ciertos bares del hotel, que est√°n libres hasta las tres de la ma√Īana, pero asimismo les dejamos algo en la habitaci√≥n.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *