Saltar al contenido
Inicio » Cómo nacen las crías de las ranas

Cómo nacen las crías de las ranas

¿Sabías que el 1 de abril es el primer Día Mundial de la Rana de Agua? Sí, es un hecho

Todos nos encontramos llevando a la práctica un riguroso distanciamiento popular gracias a la propagación del nuevo coronavirus (COVID-19), con lo que nos encontramos festejando con una celebración virtual llena de nuestros apuntes preferidos sobre las ranas.

Apareamiento de ranas

Las ranas con reproducción prolongada se desplazan todos los años a exactamente las mismas zonas de reproducción, a las que a veces deben efectuar largos viajes. Los machos acostumbran a llegar primero y aguardar en el agua a que las hembras se apareen, mientras que defienden su territorio del resto congéneres allí reunidos. Para captar las hembras y protegerse de otros machos, usan sus chillidos, que son relevantemente mucho más intensos en individuos mucho más enormes y fuertes. Las hembras acostumbran a emplear el canto como método selectivo en el momento en que desean seleccionar entre un macho u otro. Por otra parte, la superioridad numérica de los machos sobre las hembras en una sola región de reproducción puede lograr que deban competir entre ellos para hallar pareja. Los machos tienen la posibilidad de pelear para llegar a una hembra reproductora y, como producto de estos combates, varios mueren por asfixia o ahogamiento. En su afán por montar a una hembra, posiblemente no sean capaces de discernir entre un ejemplar fallecido, otro del mismo sexo o un elemento inanimado. Una vez que la hembra se aparea, ella deja el área, al paso que los machos pasan mucho más tiempo aguardando que lleguen otras hembras.

Las ranas fulminantes tienen rituales de apareamiento mucho más fugaces, puesto que los viveros de forma frecuente se improvisan en el momento en que suceden componentes desencadenantes en el medioambiente, como precipitaciones intensas. En el momento en que un macho halla un espacio conveniente para aparearse, empieza a llamar a las hembras graznando a fin de que se asocien a él. El cortejo entre los dos sexos es muy corto, en tanto que normalmente se apuran a aparearse antes que desaparezcan los fugaces charcos que se forman.

Géneros de anfibios:

Los anfibios son animales que se identifican por vivir entre los medios acuático y terrestre. Hay unas 7.700 especies clasificadas en tres conjuntos distintas: anuros, urodelianos y ápodos. Pese a su enorme adaptación a la vida terrestre, precisan un ámbito húmedo para vivir, en tanto que se deshidratan de forma fácil en entornos secos.

  • Anuros (sin cola): Ranas y sapos
  • Urodeles (con cola): Salamandras, tritones y ajolotes
  • Patas (sin extremidades): Cecilianos
  • ) ) )

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *