Saltar al contenido
Inicio » Cómo saber si un río tiene truchas

Cómo saber si un río tiene truchas

Al ver el fondo, frecuentemente es viable advertir una sombra que se desplaza con el fondo, si bien no se vea el pez que la genera, en tanto que su color la camufla con el lecho del río. La manera mucho más simple de distinguir una sombra de trucha en el fondo de una mácula en cama es aguardar algún movimiento.

Llevo varios años deambulando por los ríos. En verdad, lo hago desde muy joven merced a la afición de mi padre. Pasear por sus riberas, percibir el murmullo de las aguas bravas, ver su fauna… es algo que siempre y en todo momento me llena de buenos sentimientos y, como dicen, me tranquilidad el espíritu. Hasta los diez años me dediqué esencialmente a la pesca de ciprínidos. Pero algo iba a cambiar. Recuerdo una pesca diferente, un día que cambiaría mi vida de pescador. Mi primer viaje de pesca de truchas!!. Recuerdo con perfección que mis nervios no me dejaban reposar. Al llegar al río, mi padre no tardó en sacar un pez plateado que brincaba bastante. ¡Son truchas arcoíris! ¿Arcoíris? Me preguntaba.

Creador: Ferran Llargués

Nutrición de la trucha común

La trucha es un pez que se nutre encontrando visualmente a sus presas. Consecuentemente, se estimó que los instantes de mayor actividad truchera suceden a lo largo del día. No obstante, más allá de que se sabe desde hace cierto tiempo que las truchas se nutren, en mayor o menor medida, asimismo a la noche, nuevos análisis revelaron que la actividad nocturna de las truchas es considerablemente más intensa de lo que se pensaba. La implantación de enanos transmisores de radio en los cuerpos de los peces deja a los estudiosos proseguir sus movimientos y investigar los ritmos diarios de actividad. Los desenlaces de múltiples de estos estudios mostraron que la trucha cobrizo, singularmente las mucho más enormes, son primordialmente nocturnas.

La trucha cobrizo es primordialmente un pez nocturno

Una bella trucha salvaje

Si tienes ganas de saber de qué forma pescar truchas con carnada, puedes entrenar a lo largo de todo el año pero las mejores temporadas son primavera y otoño en el momento en que las aguas son fuertes. En dependencia de la temporada y de la fuerza de la corriente, es requisito examinar los sitios más habituales donde están las truchas: ramas, rocas, raíces, bancos huecos o aun playas de arena y guijarros. Tus reclamos tienen que superar en este hábitat, lo mucho más cerca viable de la localización de las truchas, en tanto que no se mueven si necesitan mucha energía, singularmente en el momento en que la corriente es fuerte. Los cebos a usar son cebos de colores muy similares al color del agua, siendo los colores naturales una apuesta segura. En lo que se refiere al tamaño, es requisito aproximarse al tamaño de los peces forrajeros en el río para prestar a la trucha un cebo próximo a eso que está habituada a comer. Por otra parte, en ocasiones es bueno llevar a cabo una salvedad ofertando un tamaño de mordisco, o empleando un cebo con un color mucho más impresionante, ¡que puede elegir el pez! Por el lado del equipo, es suficiente con llevar una caña power de 3-12g, preferentemente con acción de punta para lograr pescar de forma eficaz con un nylon de color de 14/cien a 18/cien. Añada a esto una punta de fluorocarbono para asegurar el sigilo y va a tener una base para pescar truchas con cebo en una pluralidad de condiciones. Si deseas mucho más datos, puedes preguntar este producto sobre la pesca de truchas con reclamos. Si ahora andas familiarizado con esta técnica de pesca, puedes conocer este producto que trata particularmente de la pesca de truchas con reclamos hundidos o hundidos, ¡una pesca técnica y muy eficiente!

¿Todas y cada una de las truchas migran al mar?

La mayor parte de las truchas migran solo a lagos y ríos mucho más profundos, pero ciertas especies de truchas se abren sendero hacia el mar abierto. Para progresar, la trucha debe vivir en agua fría.

Al paso que ciertas especies eligen medrar en lagos o ríos, especies como la trucha arcoíris, la trucha cobrizo y la trucha asesina hallan su sendero hacia el mar abierto. En el momento en que la trucha arcoíris y la trucha cobrizo ingresan al Océano Atlántico, generalmente se las llama trucha arcoíris y trucha marina, respectivamente. No obstante, en el momento en que la trucha decapitada migra al Pacífico, todavía se la conoce como trucha decapitada.

Descripción física

Es una suerte de buen tamaño que puede lograr los 60 cm de longitud, si bien es mucho más posible que capture ejemplares de diez cm a 40 cm de longitud. Tiene una aleta adiposa en la parte de atrás y su color es plateado con máculas cobrizos en la parte de abajo, asimismo tiene máculas negras peculiaridades que lo distinguen de otros peces.

Elige eminentemente lombrices de tierra, pero no desecha crustáceos y peces mucho más pequeños.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *