Saltar al contenido
Inicio » Cómo se formó el Mar Muerto

Cómo se formó el Mar Muerto

El Mar Fallecido se formó por los movimientos de las placas tectónicas árabes y africanas y su única fuente de agua es el río Jordán, que fluye desde lo prominente de los Altos del Golán.

400 metros bajo el nivel del mar

Fotografía: Getty Images

En el momento en que se habla del Mar Fallecido, existen varios conceptos equivocados. Primeramente, no es precisamente un mar, sino más bien un lago de un quilómetro. En la antigüedad, gracias a su extensión, recibió este nombre, en referencia a que en sus profundidades no hay oportunidad de vida.

Biodiversidad

La proporción de sal del Mar Fallecido, unas diez ocasiones la salinidad del océano, lo transforma prácticamente en un desierto marino en el que los únicos seres vivos capaces de habitarlo son unos pocos bacterias, protozoos y algas unicelulares, ciertas del género Dunaliella. No obstante, durante la costa hay plantas halófilas, aquellas adaptadas a la alta salinidad o alcalinidad. No hay peces, réptiles, anfibios y bastante menos mamíferos marinos, y en el momento en que los peces son arrastrados por las crecidas de agua de otras fuentes de agua, mueren desesperadamente al tomar contacto con el Mar Fallecido.

Es imposible charlar de biodiversidad en el momento en que se habla del Mar Fallecido, pero eso no quiere decir que no tenga elementos importantes. Las sales de las aguas se usan con objetivos terapéuticos, y el barro de la cama se aplica al cuerpo por las características buenas de los minerales.

Capacitación del Mar Fallecido

¿Qué es el Mar Fallecido?

Un lago de agua salobre situado en una profunda depresión tectónica en el Medio Oriente se conoce como el Mar Fallecido. Su nombre en hebreo es Yam Hamelaj y en árabe al-Bahr al-Mayyit.

El lago tiene afluentes en el río Jordán y varios oueds: wadi secos o estacionales de ríos y riachuelos propios de la zona árida de Oriente Medio, pero en contraste a otros lagos no posee efluentes, con lo que el agua se retiene en su espacio, donde sencillamente se evapora.

Reserva Natural Ein Gedi:

Pertence a los balnearios mucho más esenciales de Israel, tiene manantiales y aguas termales. ¡Además de esto, aquí se han encontrado restos arqueológicos que datan de cientos de años!

Las ruinas de Masada son el lugar arqueológico más esencial del estado judío y están situadas en un barranco de 300 metros de altura, ¡ofertando pasmantes vistas del desierto de Judea!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *