Saltar al contenido
Inicio ¬Ľ C√≥mo son los barcos de los piratas

Cómo son los barcos de los piratas

Los nav√≠os piratas solamente usaban artiller√≠a que, en cualquier caso, siempre y en todo momento era de menor calibre que la que empleaban los galeones. Adem√°s de esto, afortunadamente para ellos, varios nav√≠os mercantes iban sin escolta y mal armados, con solo una parte de artiller√≠a de peque√Īo o mediano calibre.

Es natural la idealizaci√≥n del papel que han jugado los piratas durante la historia ‚Äď La iniciativa de andar los siete mares dentro de un gale√≥n de madera estando sobre la ley y respondiendo √ļnicamente a su capit√°n (en cuya antojadiza visi√≥n de la vida √©l es tan apasionado de la independencia como t√ļ) es incre√≠blemente atrayente. Lo previo aun teniendo en cuenta la verdad diaria que viv√≠an los piratas

Mareos Si bien la mayor parte de los piratas ten√≠an ‚Äúbuena madera‚ÄĚ para andar (y los que no se habituaban de forma r√°pida al movimiento del barco o corr√≠an el peligro de ser lanzados por la borda). Aun de este modo, los mareos eran una dolencia bastante com√ļn a lo largo de la temporada de lluvias. El mero hedor de un pirata con n√°useas fue bastante a fin de que el resto de la tripulaci√≥n se inclinara por el costado del barco.

Carabela

La carabela era un género de embarcación rápida, alta y muy angosta. Su carácter veloz se lo debía al casco, rápido y tuneado. Es un barco mercante pero su empleo rechazó desde el siglo XV gracias a la aparición de nuevos barcos, singularmente galeones.

¬ŅCu√°les eran los nav√≠os piratas mucho m√°s enormes?

Solo hab√≠a 2 nav√≠os que tienen la posibilidad de considerarse enormes nav√≠os piratas, y a√ļn de esta forma no eran nada incre√≠bles, mucho m√°s bien modestos. Uno fue el Queen Anne’ Revenge, del sanguinario Capit√°n Edward Teach, mucho m√°s popular como ¬ęBarbanegra¬Ľ, quien atrap√≥ un barco mercante de esclavos franc√©s llamado Concorde en 1717.

Teach lo rearm√≥ con 40 ca√Īones de m√ļltiples calibres y la transform√≥ en su buque insignia. Pese a ser el segundo barco pirata mucho m√°s grande de la historia, no alcanzar√≠a el tama√Īo de una fragata de guerra de 6¬™ clase.

Para ponerse cada día con otros navíos

Ciertos navíos preparados para un abordaje veloz. Por consiguiente, debían proteger y sostener sus distintas unas partes del barco. Estos navíos piratas debían estar bien mantenidos para ser realmente veloces y eficaces.

Si bien atacaban navíos de todo género, su presa acostumbraban a ser navíos mercantes pesados, cargados de todo género de riquezas, oro, plata, etcétera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *