Saltar al contenido
Inicio » Cuál es el animal q nace y no muere

Cuál es el animal q nace y no muere

Presentamos la medusa inmortal: la Turritopsis nutricula, que si bien semeja una medusa alguno, en el momento en que se reproduce no muere, sino regresa a su forma de pólipo previo.

Estornudos

Provecho de jugar a las charadas con los pequeños

  • Es una increíble actividad para prosperar su aptitud de atención, en tanto que de a poco van comprendiendo que cuanta mucho más información escuchan, mucho más simple va a ser acertar la solución
  • Aprenden a socializar y perder el temor a charlar públicamente, aun en familia, es una afición que se lleva a cabo en conjunto
  • Impulsa tu imaginación creando una imagen mental de los datos contenidos en el acertijo y incrementa tu aptitud de deducción
  • Hace más fuerte los vínculos de familia y optimización tu estado anímico pasando instantes entretenidos juntos
  • Enriquece tu vocabulario y tu estudio literario, puesto que las charadas son especificaciones y se desarrollan con apariencia de rima

Golpearlos incrementa tu autovaloración y ganas de continuar adelante. No conocerlos puede producir frustración y lograr que pierdan el interés por la actividad

El antequino es un marsupial semejante a los ratones, que llama la atención por su forma de manifestarse, ¡tienen sexo hasta el momento en que mueren!

Un equipo de científicos australianos descubrió este singular accionar animal en el antequino y lo publicó en la gaceta enfocada Zootaxa. Hay 13 especies conocidas de este marsupial, originario de Australia y Tasmania.

Sigue leyendo: Quokka: de esta forma es el marsupial mucho más pequeño y atractivo de todo el mundo

¿Qué animal pesa mucho más?

Pregunta: ¿Qué animal pesa mucho más?

Contestación: El elefante.

¿Jamás fallecer?

Ya que sí. Lo que hace la hidra, o mucho más bien lo que no hace, es increíble. Un día, hace unos 2 siglos y medio, un joven instructor gozaba de una satisfactorio tarde a riberas de un lago en el momento en que vio una hidra y decidió probarla. Cortó a la criatura con tentáculos en el medio. Y, para su sorpresa, la hidra no murió. En cambio, las dos partes se regeneraron y se transformaron en 2 seres vivos distintas. No satisfecho con esto, repitió el ensayo. Entonces se formaron 4 pequeñas hidras. Y de este modo consecutivamente – la hidra nada que murió.

Años después, un estudioso llamado Daniel Martínez decidió retomar la historia. Tomó múltiples hidras de un lago en Long Island, Novedosa York y las puso en múltiples recipientes de agua, replicando su hábitat natural

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *