Saltar al contenido
Inicio » Cuál es la diferencia entre un yate y un catamarán

Cuál es la diferencia entre un yate y un catamarán

El catamarán es mucho más espacioso. Si el presupuesto no es un inconveniente, un yate siempre y en todo momento proporciona una experiencia mucho más suntuosa, la adrenalina de la agilidad y ahorra bastante tiempo de navegación; y normalmente atraca en el puerto todas y cada una de las noches.

Todo viajero aventurero que llega a las riberas del océano en pos de vivir la experiencia dentro de un barco está con la duda de cuál es el más destacable para él y cuál cumplirá mejor con sus esperanzas… situación, donde mejor te asesora Viajejet!

¿Prácticamente cuál es el más destacable barco para mí, un yate, un catamarán, un barco o un velero? Todo se disminuye a cuál sería el número de personas que te van a acompañar, el destino que esperas entender y, evidentemente, el aspecto económico.

¿Por qué razón realizar un viaje en catamarán por el Caribe?

Si deseas gozar de mar adentro a lo largo de tus vacaciones en el Caribe Mexicano, llevar a cabo un viaje en catamarán para sumergirte en el mar puede ser una gran idea. Son múltiples las virtudes que tienen la posibilidad de motivarte a andar uno antes que otro género de embarcación.

Una de estas causas es que hay bastante espacio a fin de que te sientas mucho más cómodo, tiene mucha agilidad con lo que terminantemente gozarás de la ruta, asimismo hay una sección llamada trampolín que es idónea para reposar

Catamarán

Esta embarcación de recreo muy buscada se semeja a un velero. Tiene una interfaz y es impulsado por la fuerza del viento. La diferencia radica en que el catamarán tiene 2 cascos unidos por una composición recia.

Esta modificación tiene 2 virtudes. Por una parte, da bastante espacio plus para los dos cascos y en las bocas entre ellos. Por otra parte, es un barco muy permanente, puesto que no puede agacharse mucho más de 5 grados, en contraste a un velero, que puede agacharse hasta 25 grados.

Yates y lanchas veloces: virtudes y desventajas

Si tuviésemos que distinguir la característica primordial de las lanchas veloces en solo una palabra, sería comburente. Cuanto mucho más poderosos y veloces sean, mucho más deberemos emplear nuestra tarjeta de crédito. Las lanchas motoras necesitan mucho más supervisión y cuidado para asegurar un estado especial. Asimismo necesitan un amarre. Por estas causas su alquiler es mucho más costoso. Son mucho más frágiles y costosos de sostener.

Por otra parte, si lo que deseamos es andar grandes distancias, debemos tomar en consideración la autonomía y la necesidad de repostar, en este punto es mucho más conveniente un velero. En el momento en que navegamos a motor, las distancias semejan acortarse y o sea idóneo para conocer múltiples calas de Ibiza y Formentera en un mismo día. La navegación es eminentemente para esos que no tienen prisa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *