Saltar al contenido
Inicio ¬Ľ Cu√°l es la vida util de un velero

Cu√°l es la vida util de un velero

Bueno, la vida √ļtil de un barco es de 25 a 30 a√Īos precisamente. El valor del cuidado y los seguros hacen que un barco de esta antig√ľedad por el momento no sea productivo de sostener en operaci√≥n, es entonces en el momento en que llega la parte final de su historia y su valor se marcha a las toneladas de acero que conforman su casco.

Monitor de batería

Esta es la regi√≥n que debe actualizarse primero. Si bien las luces LED son considerablemente m√°s sencillos que las luces que se utilizaban anteriormente, los sistemas modernos son mucho m√°s terminados y utilizan considerablemente m√°s energ√≠a que hace 20 a√Īos. El control de la bater√≠a es esencial. Aparte de los inconvenientes de confiabilidad y seguridad socios con el desempe√Īo de las bater√≠as sin carga, esto asimismo acorta de manera significativa su historia √ļtil. Lo id√≥neo es que las bater√≠as no se descarguen mucho m√°s del 50 % de su aptitud total, lo que equivale a un voltaje de reposo de precisamente 12,2 V.

Varios nav√≠os tienen espacio para un panel del sol de tama√Īo aceptable en el techo del barco.

Régimen de la madera

En los veleros de fibra de vidrio o aluminio, las repletas de teca tienen una vida √ļtil limitada y su reposici√≥n tiende a ser bastante costosa. Las tablas da√Īadas (sueltas, resquebrajadas o picadas) tienen que repararse instantaneamente para eludir fugas de agua.

En general, la mayor√≠a de los da√Īos que padecen estas cubiertas se tienen que al empleo de cepillos con cerdas muy duras. Lavar la madera de teca con cepillos de cerdas muy duras puede gastar la madera hasta 1 mm al a√Īo. Una opci√≥n alternativa es usar un cepillo menos belicoso, pas√°ndolo hacia la fibra. As√≠, se impide este desgaste y la madera consigue gradualmente un aspecto plateado natural.

De qué forma proteger la madera de los veleros

Las repletas de teca de los veleros tienen una vida √ļtil limitada y tienen que cuidarse tanto como resulte posible. Si la embarcaci√≥n tiene tablones sueltos, resquebrajados o da√Īados, tienen que repararse instantaneamente para eludir infiltraciones de agua, entre otros muchos.

En el momento de adecentar la cubierta de la embarcación, hay que emplear un cepillo conveniente para efectuar esta labor y este hay que usar transversalmente al sentido de la veta. De esta manera se impide el desgaste irregular de la área de la cubierta.

Escucha y huele tu motor: presta atenci√≥n a los ruidos y fragancias extra√Īos

Del mismo modo que un sonido extra√Īo debe hacernos dudar que algo anda mal, debemos emplear nuestra nariz para advertir extra√Īos fragancias, que no son recurrentes. El fragancia a goma quemada o aceite quemado puede se√Īalar un da√Īo esencial en el motor de la embarcaci√≥n. Es una se√Īal de alarma que no debemos ignorar. Las vibraciones extra√Īas asimismo tienen la posibilidad de notificarnos sobre el mal desempe√Īo del motor.

Siempre y cuando usemos el motor, debemos limpiarlo con agua dulce, y de esta forma vamos a poder lavar la mugre amontonada. Adem√°s, es requisito eludir la corrosi√≥n causada por el salitre. Cabe rememorar que el agua de mar tiene dentro entre 20 y 30 gramos de sal por litro de agua. Los conectores el√©ctricos del motor han de estar cubiertos con vaselina, o con alg√ļn g√©nero de asegurador que preserve el motor de la humedad. Tienes que llevar cuidado y adecentar con un pa√Īo h√ļmedo para remover cualquier resto de sal que se acumule.

Fugas, descomposición y pérdida de pintura: Primordiales inconvenientes a los que se tienen que combatir las embarcaciones de madera.

El cuidado de esta clase de embarcaciones ha de ser predominantemente precautorio. En general es a lo largo de su ingreso al mar en el momento en que tiende a presentarse su inestabilidad estructural. La detección de todos sus tres géneros de inconveniente va a depender de la meticulosidad de nuestra exploración visual. La madera normalmente se estropea a un ritmo progresivo, con lo que remover las superficies incoloras es una increíble defensa.

Otro enorme inconveniente de los nav√≠os de madera son las infiltraciones comunes, para las que hay una extensa variedad de tintes, selladores y embarnices. Siempre y cuando la √°rea est√© √≥ptimamente lijada, su acci√≥n va a aumentar. Una manera ineficaz de colorear el barco con el pasar de los a√Īos asimismo puede ayudar a su porvenir deterioro. De ah√≠ que, los especialistas aconsejan no pasar de 5 a 6 capas de color, en d√≠as y oportunidades con poco viento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *