Saltar al contenido
Inicio ¬Ľ Cu√°ndo dejaron de existir los piratas

Cu√°ndo dejaron de existir los piratas

William Fly, cuya ejecución en 1726 es usada por el historiador Marcus Rediker para marcar el desenlace de la edad de oro de la piratería.

Los somalíes han secuestrado cientos y cientos de navíos y detenido a una cantidad enorme de pasajeros, si bien el delito está empezando a ocultar.

En el mes de abril de 2005, Somalia volvi√≥ a llamar la atenci√≥n. Un conjunto de extra√Īos procur√≥ irrumpir un barco en aguas del Oc√©ano √ćndico. Y esos hombres que portaban viejos Kalashnikov en sus manos no eran mucho m√°s que piratas modernos.

El apogeo y la caída de la piratería en los siglos XVII y XVIII

El periodo bucanero (1620-1683)

La primera etapa de la edad de oro de la pirater√≠a fue efectuada por bucaneros: hombres, en su mayor parte de origen franc√©s, que cazaban animales introducidos por los espa√Īoles en La De espa√Īa y contrabandeaban su carne. Estos bucaneros se asociaron por medio de la creaci√≥n hacia 1620 de la ¬ęCofrad√≠a de los Hermanos de la Costa¬Ľ, de principios igualitarios entre sus integrantes. Los espa√Īoles terminaron expulsando a los bucaneros de La De espa√Īa, con lo que se instalaron en Tortuga. Aparte de apresar, asimismo atacaban nav√≠os y fortificaciones espa√Īolas, para lo que contaban con el acompa√Īamiento de ingleses y franceses1.

Información para curiosos

El estereotipo del parche en el ojo tiene su raz√≥n de ser. Anteriormente, este g√©nero de m√°culas eran recurrentes en personas con ocupaciones peligrosas, como herreros y piratas. Un mito asegura que, adem√°s de esto, era un procedimiento primitivo de visi√≥n nocturna. Seg√ļn esta teor√≠a, procuraron tener un ojo habituado a la luz y el otro a la obscuridad, para amoldarse velozmente a la obscuridad al descender a las supones de la nave.

Las diez mejores piratas femeninas

1. William Kidd (1645 ‚Äď 1701)

‚ÄúCapit√°n Kidd‚ÄĚ naci√≥ en Escocia en 1645. Se conoce que William Kidd consigui√≥ un injusta reputaci√≥n como pirata, puesto que, para la temporada, sus haza√Īas eran menos destructoras y rentables que las de varios piratas de la temporada. Dir√≠ase que Kidd actuaba solo como corsario, pero a√ļn se le recuerda como un pirata despiadado y sanguinario.

Su caída y castigos ejemplares, ahorcamientos o cadena perpetua perpetuaron su destino

Al quedarse sin puntos de abastecimiento protegidos por ning√ļn pa√≠s, eran presa mucho m√°s simple.

Cada tratado de paz entre pa√≠ses, que pon√≠a fin a discusiones mar√≠timas o territoriales, era un paso hacia su desaparici√≥n. Perdieron su protecci√≥n y sus puertos. A los piratas y corsarios se les dejaba efectuar sus env√≠os y incursiones mientras que fuesen √ļtiles para un pa√≠s.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *