Saltar al contenido
Inicio ¬Ľ Cuando murio el √ļltimo pirata

Cuando murio el √ļltimo pirata

El desenlace del sanguinolento viaje A las nueve de la ma√Īana del 25 de enero de 1830, cinco d√≠as tras ser culpado por asesinato y pirater√≠a, el gallego Benito Soto Aboal, capit√°n de ¬ęLa broma negra¬Ľ, sali√≥ de su celda para ser ejecutado en Gibraltar por la justicia brit√°nica.

Estimados amigos. Esta semana voy a dedicar la novedad de manera compartida. Por una parte, y nuevamente, al ex- usado de Exponav Ignacio Torres, quien me logr√≥ llegar esta historia que, con su permiso, he cambiado y ampliado un tanto. Y por otra parte, a la cooperadora Alba Hermida, por la parte final de la historia (pero no merece la pena ir directo en el final para leerla). La novedad de esta semana tiene que ver con un espa√Īol errante, el pirata gallego Benito Soto. Esta es la cr√≥nica de un pirata espa√Īol listo, aventurero y sanguinario. Es una historia cubierta en un halo de historia de historia legendaria, equiparable a la del propio cofre de Davy Jones (que ya se conoce por este Blog Naval). En Galicia disponemos playas, monta√Īas, sitios de ocio y celebraci√≥n, pero… asimismo tuvimos piratas.

El pirata Benito Soto Aboal naci√≥ en Pontevedra en 1805. Benito naci√≥ en el vecindario pontevedr√©s de A Moureira, puerto mar√≠timo que dio origen a la presente Pontevedra . Fue all√≠ donde desembarc√≥ el h√©roe troyano Teucro, hijo de Telam√≥n y medio hermano de Ajax, principal creador de la regi√≥n, seg√ļn la historia de historia legendaria. Y seg√ļn la historia, asimismo es all√≠ donde los romanos crearon ¬ęAd Duo Ponte¬Ľ, la presente Pontevedra.

Benito de Soto Aboal ‚Äď De Galicia al Caribe

Pese a haber navegado en los primeros tiempos bajo carta de corso (7) ‚Äēya conoces, papel firmado por el rey de turno, que deja saquear cualquier nav√≠o con bandera de un pa√≠s enemigo en lugar de un porcentaje para el rey signatario‚Äē, Benito de Soto Aboal se dedic√≥ a frotar las v√≠sceras de los barcos de la Rep√ļblica de Buenos Aires (8), mientras que transportaba negros esclavos de √Āfrica a Brasil (9).

Pr√≥ximamente, la sed de poder floreci√≥ entre el gallego y sus fieles dentro. Fue entonces en el momento en que el capit√°n del bergant√≠n y sus hombres eligieron quedarse en puerto (diez), temiendo que se aproximara un mot√≠n dentro encabezado por Soto Aboal. Esto fue de este modo, pues el mot√≠n se encontraba listo, si bien por √ļltimo no fue preciso realizarlo.

Pero su cr√≥nica no terminaba ah√≠…

En 1904, setenta y 4 a√Īos tras su muerte, se descubri√≥ un enorme bot√≠n de monedas en la playa donde embarranc√≥ el Black Zombary . La novedad corri√≥ como la p√≥lvora y todo C√°diz fue en busca del tesoro.

Por a√Īo siguiente, en el Carnaval de C√°diz, el T√≠o de la Tiza y su conjunto de rock Los Anticuarios bromearon sobre este saco ‚ÄúEsos viejos duros, de los que se charlaba en C√°diz‚Ķ‚ÄĚ que se transform√≥ en un himno eterno de C√°diz.

Tal d√≠a como el d√≠a de hoy… 16 de noviembre de 1720 fue culpado a muerte el √ļltimo pirata: ¬ęCalic√≥¬Ľ Jack

El 16 de noviembre de 1720, en Spanish Town (Jamaica), un tribunal conden√≥ a John Rackham y 2 mujeres piratas, Anne Bonny y Mary Read, a muerte por pirater√≠a. Apodado ¬ęCalico¬Ľ Jack, despu√©s se transform√≥ en una historia de historia legendaria y una fuente de inspiraci√≥n literaria rom√°ntica. La conocida bandera negra con una calavera y 2 espadas cruzadas fue su invenci√≥n.

CV / La piratería marítima es tan vieja como la navegación. Bajo el aspecto de corsario, a lo largo de un buen tiempo se consideró un trabajo honorable y lucrativo, fuente de enormes fortunas y estirpes aristocráticos de rancia ascendencia. No obstante, sin la carta de marca, el respetable corsario se transformó en un vil pirata. La diferencia era realmente simple, el corsario se encontraba avalado por el rey, a quien pagaba parte del botín que conseguía por piratería contra navíos extranjeros. El fácil pirata, en cambio, se encontraba solo. La mayor parte de las capturadas por piratas históricos eran de todos modos corsarios -Morgan, Raleigh, Drake…-.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *