Saltar al contenido
Inicio » Cuándo van a quitar los coches diésel

Cuándo van a quitar los coches diésel

La prohibición de los turismos diésel y gasolina en España ahora tiene fecha: 2035. 2035 es el año clave en el que, si nada cambia, los desarrolladores de vehículos no van a poder vender mucho más automóviles con motor térmico.

Etiqueta C

Es la etiqueta mucho más frecuente en los parking españoles. Lo llevan todos y cada uno de los automóviles nuevos (salvo si son híbridos, microhíbridos, bicarburantes o eléctricos), tal como los automóviles de gasolina que cumplen una normativa igual o mayor a EURO IV (en la práctica, inscriptos desde enero de 2006) y EURO VI diésel (desde septiembre de 2015). Los turismos con etiqueta C tienen la posibilidad de entrar a la ZBE pero no estacionar dentro suyo (obligación en los parking), al tiempo que fuera de la ZBE tienen la posibilidad de circular libremente y estacionar asimismo en los parking regulados.

Es la etiqueta ‘peor’ de las 4 que hay. Se entrega a los automóviles diésel EURO III (desde 2001) y EURO IV (desde 2006). No hay enormes diferencias en lo que se refiere a las limitaciones de tráfico con en comparación con tag C, si bien indudablemente transcurrido el tiempo el tag B perderá permisos bastante antes que el C. Además de esto, estacionar en zonas de estacionamiento regulado con un vehículo de tag B es mucho más económico, costoso que con un C, puesto que implica una sanción del 20%.

Futuro de los turismos diésel

Se establece que para 2035 no se van a vender automóviles diésel, gasolina, GLP, GNC, mild-hybrid, híbridos e inclusive híbridos enchufables, todos con con la meta de apresurar el desarrollo de transición a novedosas generaciones de automóviles, pero más que nada para llevar a cabo en oposición al alarmante cambio climático y todos y cada uno de los efectos negativos sobre la tierra. El futuro de los vehículos diésel, como todos y cada uno de los que emiten dióxido de carbono (CO2), apunta en solo una dirección, y esa dirección es el desenlace de sus años de gloria en el mercado global.

La inclinación de los cambios en la transición energética en España

El Emprendimiento de Ley de Cambio Climático y Transición Energética fue aprobado por la Comisión de Transición Ecológica y Reto Demográfico el mes pasado de abril. Queda a cargo del Senado aprobarlo, sin obligación del pleno del Congreso.

La promulgación de esa ley supondría, primeramente, el objetivo de los turismos de gasolina, diésel y también híbridos en 2050. De esta manera, España alcanzaría la neutralidad en carbono en esta fecha.

¿Nos encontramos preparados en España?

España no está lista para la electromovilidad y no semeja que lo esté, por lo menos en un corto plazo. La infraestructura de recarga es una barrera que impide la adquisición y expansión del vehículo eléctrico, puesto que según el Barómetro de Electromovilidad que publica trimestralmente Anfac, patronal del campo de la automoción, y que mide el nivel de penetración del vehículo eléctrico y en la recarga de infraestructuras, este país está a la cola de Europa en este aspecto, justo por enfrente de Hungría y la República Checa.

Exactamente el pasado 15 de junio se formó el Conjunto de Trabajo de Infraestructuras de Recarga de Automóviles Eléctricos, que servirá de interfaz para coordinar la implantación de puntos de recarga en este país y sobrepasar las presentes barreras a la capilaridad, cantidad y capacidad.

¿Qué opina el campo de la automoción?

La prohibición de los automóviles de combustión en 2035 no convenció a la Asociación Europea de Desarrolladores de Vehículos (ACEA), que expresó su preocupación por la carencia de materias primas para la fabricación de turismos eléctricos y apunta la escasez de puntos de recarga , que se apreciará en el momento en que aumente la demanda de turismos y furgonetas eléctricos.

Otras asociaciones, como la Asociación De españa de Desarrolladores de Vehículos y Camiones (ANFAC), estiman que las medidas no cubren las pretensiones de gran parte de los ciudadanos y que el paso hacia la descarbonización de la industria debe integrar ayudas para la adquisición de coches nuevos y también incentivos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *