Saltar al contenido
Inicio » Cuántas toallas sanitarias se usan en un día

Cuántas toallas sanitarias se usan en un día

Para la mayor parte de las mujeres mexicanas, la regla dura entre 4 y 5 días y emplean de 2 a 4 toallas sanitarias cada día. Conque en los primeros días te sugerimos llevar 3 toallas plus y en los últimos 1 toalla; no obstante, esto puede cambiar, con lo que es primordial saber tu cuerpo.

Los productos de primera necesidad femeninos como toallas higiénicas, tampones, copas menstruales y toallas de lona ecológicas no tienen que tener IVA por ser productos de primera necesidad. Las mujeres no tienen la posibilidad de prescindir de ellos, ha dicho Alejandra Collado, estudiosa del Centro de Indagaciones y Estudios de Género de la UNAM.

Costes

Las toallas sanitarias vienen en distintas empaques, diseños y especificaciones que las hacen fundamentales para el período menstrual. El consumo de este bien es un gasto fijo y periódico entre las mujeres en edad reproductiva. En este momento, ¿qué tan costoso es este producto por un año para una mujer?

elDinero estudió la oferta en distintas tiendas que venden modelos de higiene femenina. Esta lista está compuesta por 4 sitios y están organizados de mayor a menor, según los costes encontrados.

¿Por qué razón se llamaba Kotex?

En 1920 se arroja al mercado estadounidense la primera toalla femenina “Kotex”. El origen de la palabra Kotex procede de “cotton” (algodón) y “texture” (textura). Su primera campaña de publicidad del producto incluía la imagen de una mujer muy delicada para hacer más simple su promoción.

Kotex fue el primero en romper paradigmas y comunicar un tema «tabú» en ese instante.

Historia y primeros años – Extracción de materia prima

Antes de iniciar, ¡A DISECCIONAR EL WIP! (Todo es representando a la ciencia)

¿Qué tenemos la posibilidad de llevar a cabo?

  1. Asegurar el ingreso de mujeres y pequeñas a baños limpios, seguros, separados y privados con agua bebible y papeleras, donde la supresión de artículos sanitarios es una prioridad. Para esto, es requisito invertir en infraestructura de agua bebible y saneamiento básico tanto en los espacios públicos como en las casas, singularmente en las áreas despobladas.
  2. Educar en salud reproductiva y manejo de la higiene menstrual no solo a mujeres y pequeñas, sino más bien asimismo a hombres y pequeños. Por consiguiente, las inversiones en infraestructura tienen que ir acompañadas de campañas de educación en salud.
  3. Hacer más simple el ingreso a artículos de higiene, prestar artículos alternos mucho más económicos y educar a las mujeres y sus familias sobre los resultados positivos de emplearlos asistiría a las mujeres y las pequeñas a conducir mejor la higiene menstrual.

Estas tres intervenciones tienen la posibilidad de prosperar drásticamente el estatus y la dignidad de las mujeres y las pequeñas, pero el paso inicial es romper el tabú y charlar abiertamente sobre esto. Tienes la palabra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *