Saltar al contenido
Inicio » Cuánto dejar descansar una moto en un viaje largo

Cuánto dejar descansar una moto en un viaje largo

Los desarrolladores estiman que tras unos cien.000 km puedes comenzar a estar satisfecho y meditar en sacar la motocicleta. Si lo usas en rutas en buen estado, sin baches y bien pavimentadas, puedes agregar ciertos km a este valor.

Se aproximan las vacaciones, los días cada vez son mucho más agradables y de ahí las ganas de montar. Pero este deseo frecuentemente puede lanzarnos contra el cuerpo y por consiguiente contra nuestra seguridad y la del resto.

Al viajar en motocicleta, es primordial eludir el cansancio y la fatiga, y al tiempo sostenerse hidratado. Aquí hay ciertos avisos para achicar sus peligros en el sendero.

En viajes largos en motocicleta

  • Una vez iniciado el viaje, mézclate con el paisaje y vas a tener una vista impresionante de la carretera. Mantente en incesante comunicación con amigos y familiares, quienes tienen que entender tu ruta para lograr ubicarte de forma fácil de ser preciso.
  • Equípate bien. Es asombroso la proporción de complementos que somos capaces de disponer en nuestras motocicletas y el poco precaución que en ocasiones poseemos de nuestra seguridad. En el momento en que nos ascendemos a una motocicleta, y siempre y cuando tengamos condiciones económicas, debemos decantarse por emplear el más destacable equipamiento viable: casco, guantes, botas, chaqueta y pantalón. Lo económico sale costoso, dicen, y en la situacion de las motocicletas “caras” puede salir carísimo. Hay que eludir caer en esos peligrosos clisés de “hace bastante calor para ponerme la chaqueta y los guantes de motocicleta” o esa expresión tan divulgada de “al final de cuenta, voy a ir al costado”. Resguardar tu cuerpo y el equipo que tienes que llevar contigo en cualquier viaje en motocicleta es primordial para eludir sustos insignificantes.
  • Respeta siempre y en todo momento las señales de tráfico y lleva a la agilidad correcta según la vía por la que circules. Si te sientes fatigado, para a estirar las piernas, come y recobra fuerzas.
  • Ojo transcurrido un tiempo: Un motociclista, aparte de ser un con pasión de las motocicletas, asimismo ha de ser un “meteorólogo”. Procurar anticiparnos al cambio climático y tomar en consideración la meteorología nos va a marcar el ritmo de nuestro viaje. De ahí que, es esencial que sepas calcular la sensación térmica de tu viaje en motocicleta.
  • Rest. Nos transportamos para gozar, no para padecer. Si debes ir al baño, tienes sed, tienes sueño, tienes los dedos recios de frío o te duele la espalda, detente. No supongas «el hotel no va a tardar bastante y va a ser mejor que aguante». No nos encontramos rivalizando. Absolutamente nadie nos irá a penalizar por detenernos mucho más de manera frecuente de lo preciso. Una parada de cinco minutos en un mirador, un café ardiente o hojear una gaceta en la primera estación de servicio que te halles te puede ahorrar varios apuros.

Escoge bien tu bicicleta

Indispensable. Es esencial que procures una motocicleta fuerte y confiable. Hay fabricantes muy económicas, pero si se estropea y debes buscar recambios puede ser una disparidad y ahí es en el momento en que la oración lo económico sale costoso te ofrece una bofetada.

Para mi ámbas opciones para mi viaje de La capital española a Mongolia eran la Yamaha IBR 125 y la Honda CBF 125. En el final se optó por la Honda y no me arrepiento ni un tanto, algo mucho más robusto, pesado y también inyectado, fue la decisión adecuada.

4- Calcula los puntos de abastecimiento

A lo largo de tu viaje vas a deber tener bien controladas las estaciones de servicio y los puntos de abastecimiento, que no se detengan como te terminamos de comentar. Una cosa es parar a reposar y otra por el hecho de que la motocicleta se quedó sin gasolina, de forma casual en una región sin cobertura y de casualidad a la noche.

En el momento de ordenar tu viaje, calcula las paradas sabiendo la autonomía de tu motocicleta y encuentra las estaciones de servicio libres. Google plus Maps es tu amigo, disfrútalo, más que nada en este momento que todavía no cobran por emplearlo.

Neumáticos

Los neumáticos son los que le dan seguridad y seguridad a tu motocicleta en las frenadas. Si sales a la carretera con las ruedas en estado deplorable, puedes conseguir tus huesos en el asfalto. Conque la primera cosa que tienes que revisar es la presión de los neumáticos. Esta verificación debe efectuarse por lo menos una vez por mes para una mejor garantía. Para medir apropiadamente la presión de los neumáticos, ha de estar frío y sobre una área plana. Si no recuerdas qué presión tienen que aguantar tus ruedas, lo destacado es preguntar el manual del desarrollador.

Lo segundo que hay que revisar es la banda de rodadura. O sea lo que nos comunica si se gastan o no. Asegúrese de que las fabricantes de las ruedas tengan cuando menos 1,6 milímetros de hondura. Los desarrolladores de neumáticos acostumbran a poner una marca llamada testigo en la parte de abajo de la banda de rodadura. Si esta marca llega al mismo nivel que el dibujo, va a ser preciso cambiar las ruedas antes de viajar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *