Saltar al contenido
Inicio » Dónde se fabrican los submarinos en España

Dónde se fabrican los submarinos en España

17 años tras el comienzo de las proyectos, la industria militar de españa logró terminar su primer sumergible de la serie S-80; en los astilleros de Cartagena (Murcia). Aparte del ‘Isaac Peral’, Navantia fabrica hoy en día otras tres entidades de la serie S-80.

Planos del submarino desarrollado por Isaac Peral (1851-1895). Imagen: Getty.

Siempre y en todo momento recordamos la célebre oración de Unamuno “que ideen” como un ejemplo de estupidez magistral. España entró tarde en la revolución industrial, en la etapa expansiva del capitalismo y en este momento lo observaremos con la digitalización, la IA (inteligencia artificial) y los dispositivos virtuales. Siempre y en todo momento llegábamos tarde y, para consolarnos, se charlaba de la fregona, por fallo, por el hecho de que ahora se encontraba que se encuentra en los navíos ingleses en el siglo XV, o en su defecto, del submarino, que es muy interesante pues no inventarlo asimismo. : lo que logró Isaac Peral fue el primer submarino motorizado. La iniciativa era mucho más vieja que toser, pero eso no es lo que importa; En el final, todos y cada uno de los desarrollos tecnológicos tienden a ser un esfuerzo colectivo, si bien haya inventores de firmitas. Lo esencial, en nuestro caso, es que en España se realizó todo a fin de que no se inventase el submarino. El Peral y los que vinieron antes. Es un fenómeno chulo, por el hecho de que una cosa es no inventar y otra impedir.

Submarino Isaac Peral

Los submarinos de bolsillo asimismo se dan a conocer en la base de la Armada De españa en Cartagena

El submarino Peral fue el primer submarino de propulsión eléctrica de la Armada de españa. La historia del submarino Peral está llena de avatares y polémicas. Los primordiales instantes en el avance del submarino Peral fueron los próximos:

Siete compañías cántabras formaron parte de el emprendimiento industrial mucho más ambicioso de la construcción naval de españa, que acabó en su primera etapa con la botadura del submarino S-81, el primero de una serie que va a contar con por lo menos otras tres entidades en las que asimismo tienen participación asegurada. Con la construcción del sumergible, España se transforma en entre los únicos diez países de todo el mundo con aptitud para diseñar y crear esta clase de embarcaciones, lo que abre un extenso abanico de opciones para atender pedidos de otros países. Aparte de las ocasiones que esto representa para las compañías competidores, el altísimo nivel tecnológico y los requisitos profesionales que necesita un emprendimiento de estas peculiaridades son una auténtica garantía de la aptitud y competitividad de los competidores del programa.

José Ramón Esquiaga | @josesquiaga | Mayo 2021

Prácticamente sabiendo cualquier variable que se logre estimar, pero especialmente si tenemos en cuenta la llegada y los requerimientos tecnológicos del emprendimiento, la construcción de los submarinos de la serie S-80 que La Armada De españa A puso en marcha el Navantia es el software mucho más ambicioso nunca realizado por la industria de españa. Con la botadura del primero de los 4 sumergibles de la serie, acto festejado el 22 de abril en el astillero de Cartagena donde se está creando el S-81, España se transforma en entre los pocos países con aptitud para diseñar y crear buques de esta clase. tipo, haciéndolo además de esto con tecnología propia y con unas especificaciones que hacen del ‘Isaac Peral’ -nombre con el que fue bautizado- el submarino mucho más adelantado de todo el mundo entre aquéllos que usan propulsión no nuclear. La lista de distribuidores en los que ha contado Navantia para la construcción de la unidad puesta en marcha en el mes de abril, y asimismo de los que le proseguirán, incluye una presencia mayoritaria de compañías españolas y, entre ellas, siete cántabras que, así sea en sus instalaciones o Bien haciendo un trabajo en el astillero murciano, fabricaron y también instalaron elementos sumergibles. Esta es una labor que, aparte de las dimensiones de lo que hizo cada uno de ellos –y en ciertos casos el aporte fue de enorme importancia–, piensa un respaldo incuestionable de la aptitud técnica de los competidores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *