Saltar al contenido
Inicio » Por qué los gatos no aparecen en la Biblia

Por qué los gatos no aparecen en la Biblia

¿Por qué razón piensas que los gatos no se muestran en la Biblia? – Quora. Por el hecho de que no eran recurrentes como animales familiares entre los hebreos. A pesar de que los egipcios tenían gatos, por norma general la domesticación del gato es considerablemente más tardía que la del perro y otros animales.

La historia de historia legendaria del origen de los gatos y el Arca de Noé

Todos conocemos a Noé, el personaje del Viejo Testamento que edificó un arca por orden divina. Para salvarlos del diluvio, debió ingresar en la gran nave una pareja de cada género de animal a fin de que, una vez seca la tierra, repoblaran el planeta con la variedad de especies que antes existía. Hecho afín a este se reporta en muy distintas etnias y religiones, desde los sumerios o babilonios hasta el cristianismo. Verdaderamente no se conoce si algo de este modo sucedió en algún instante de la historia, pero la historia de historia legendaria que te deseamos argumentar empieza en esta situación; en el momento en que Noé llenó el arca de animales.

Versículos sobre los animales

Génesis 2:20-22 20 Y puso Adán nombre a todo ganado, y a las aves de los cielos, y a todo ganado de el campo; pero para Adán no se halló asistencia ideal para él.

Génesis 1:21 21 Y creó Dios los enormes animales marinos, y todo ser viviente que se desplaza, que las aguas generaron según su clase, y toda ave alada según su clase. Y vio Dios que era bueno.

La Biblia y los gatos.

Como comentamos al comienzo de este producto, la Biblia es un libro de máxima importancia para los cristianos, con lo que la referencia que consigue tener sobre algunos temas se toma muy seriamente, rara vez no en la Biblia. No podemos encontrar ninguna mención a los gatos, pero ¿por qué? No es de extrañar de forma particular, al revés, la razón es tan común que no lo vas a opinar, parece ser los gatos no eran considerados mascotas para los viejos palestinos, donde una gran parte del nuevo testamento, aparte de esto, los viejos hebreos no lo hacían. ven a estos gatos como animales de familia.

Una nota bien interesante, pues si tomamos en cuenta que los hebreos vivieron a lo largo de múltiples años en Egipto, donde estos gatos eran venerados como deidades, todavía era común conseguir en las viviendas réplicas de gatos en madera, pues ¿por qué los hebreos no charlan de este animal en la biblia o en el viejo testamento? Por consiguiente, gracias a que eran considerados dioses y como personas que adoraban a un solo Dios, Yahvé, vieron a estos gatos como animales paganos y un tabú para ellos. . Hay una referencia a este felino en la Carta apócrifa de Jeremías.

La Biblia y los gatos.

Como comentábamos al comienzo de este producto, la Biblia es un libro de suma importancia para los cristianos, con lo que se toma muy seriamente la referencia que logre tener sobre ciertos temas, raramente no en la Biblia. No podemos encontrar ninguna mención de gatos, pero ¿por qué razón? No es por nada de forma especial, al revés, la razón es tan común que no lo vas a creer, aparentemente los gatos no eran considerados mascotas para los viejos palestinos sitio donde una gran parte del nuevo testamento, además de esto los viejos hebreos no veían a estos felinos así sea como animales familiares.

Un apunte muy interesante, ya que si tenemos en consideración que los hebreos vivieron a lo largo de varios años en Egipto, donde estos gatos eran venerados como deidades, aun era común en las viviendas localizar réplicas de gatos en madera, entonces ¿Por qué razón los hebreos no hablan de este animal en la biblia o en el viejo testamento? De ahí que, por ser considerados dioses y como personas que adoraban a un solo Dios, Yahvé, veían a estos gatos como animales paganos y un tabú para ellos. . Hay una referencia a este felino en la Carta apócrifa de Jeremías.

¿Qué animal no hace aparición en la Biblia?

El camello, el conejo, la liebre y el cerdo, y todos esos con almohadillas en las manos y los pies, como la mayor parte de los carnívoros, se piensan impuros. Como se ve, las condiciones son asimismo, según el aspecto vulgar. En los terrestres, los réptiles son todos impuros.

María es citada por vez primera por su nombre, si bien tangencialmente, en el momento en que se escribió el evangelio mucho más viejo, el Evangelio de Marcos. En el Evangelio de Mateo, se la relata con ocasión del milagro narrativo de la concepción de Jesús y su nacimiento y escapada a Egipto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *