Saltar al contenido
Inicio » Por qué no hay olas en el Mar Muerto

Por qué no hay olas en el Mar Muerto

Desde tiempos inmemoriales, la salinidad del Mar Fallecido vuelve imposible que cualquier persona que se sumerja en sus aguas en la mitad del desierto se hunda en él. En el momento en que se habla del Mar Fallecido, solo hay una garantía: quien entre en sus aguas no va a poder ahogarse, puesto que va a ser irrealizable hundirse.

Una exclusiva investigación que enseña por qué razón los cristales de sal se amontonan en las partes mucho más profundas del fondo del Mar Fallecido podría contribuir a los científicos a entender de qué manera se formaron varios de los depósitos de sal mucho más enormes de la Tierra.

El Mar Fallecido, un lago que limita con Israel y Jordania, es prácticamente diez ocasiones mucho más salobre que los océanos. La multitud lo estuvo visitando a lo largo de una cantidad enorme de años para presenciar sus características curativas únicas y flotar en sus espesas aguas. Aun el «mar de sal» se relata en la Biblia.

Descripción

En muchas unas partes del planeta se le llama mar, pero en otras, singularmente en las zonas de Oriente Próximo, es conocido como lago de Tiberíades o lago de Genesaret, pero según las suyas especificaciones. Es un lago de agua dulce a 209 metros bajo el nivel del mar situado en el nordeste de Israel, al norte del Valle del Jordán y a riberas de Tiberíades. Su cuenca cubre zonas de Israel, Siria y Líbano. Es reconocido entre los cristianos por ser ámbito de múltiples pasajes de la Biblia, entre ellos Jesús caminando sobre el agua.

El Mar de Galilea es el único lago natural de agua dulce en Israel. Tiene una área aproximada de 164-166 km², 20-21 km de longitud, 12-13 km de anchura máxima y 4 km3 de volumen. Su punto mucho más profundo está al nordeste, y mide 44-48 metros, si bien la hondura media es de 25,6-26 metros. Se nutre de manantiales subterráneos y eminentemente del río Jordán. El río fluye a través del lago y prosigue hacia el sur a lo largo de unos 39 km. Otros pequeños cuerpos de agua, como los riachuelos y ramblas del Golán, descargan sus aguas desde las lomas de Galilea.

Mar Fallecido: el lago mucho más salobre de todo el mundo

Gente en el Mar Fallecido al atardecer en el lado jordano en el Medio Oriente. Fotografía: Getty Images

El Mar Fallecido es el punto mucho más bajo de todo el mundo. Gracias a la actividad humana de Jordania y también Israel, el volumen de este cuerpo de agua se ha achicado relevantemente con el incremento de la agilidad. Así sea por la extracción de sales o la explotación turística que incrementa un año tras otro en el sitio, sus aguas van desapareciendo.

¿Qué son los mares?

El mar es una porción de agua salobre mucho más pequeña que el océano y mucho más grande que un lago. Los mares de manera frecuente se distinguen de los océanos por el hecho de que los mares son las áreas mucho más próximas a las costas y son mucho más pequeños en extensión y hondura que los océanos.

Los mares y océanos llenan el 70% de la extensión de la tierra y, habitualmente, es bien difícil determinar la frontera que los divide. Si bien solo hay cinco océanos en el planeta, hay mucho más de 50 mares que tienen dentro: el Mar Caspio, el Mar Mediterráneo, el Mar Caribe y el Mar Negro.

23 comentarios en «Por qué no hay olas en el Mar Muerto»

    1. Jajaja, vaya ocurrencia. En realidad, la falta de olas en el Mar Muerto se debe a su alta concentración de sal, lo que hace que sea imposible para las olas formarse. Los peces no tienen la culpa de esto. ¡Mejor investiga un poco antes de hacer suposiciones divertidas! 😉🌊

    1. ¿En serio? No sé qué te sorprende tanto. El Mar Muerto es famoso por su alta concentración de sal, lo que lo hace imposible para que haya olas. No es nada nuevo, amigo.

    1. Pues, la verdad es que el Mar Muerto tiene su encanto, pero no se compara con la emoción y la adrenalina de surfear unas buenas olas. Cada quien tiene sus preferencias, ¿no? 🏄‍♂️🌊

    1. ¡Vaya sorpresa! El Mar Muerto no tiene olas debido a su alta concentración de salinidad. El agua es tan densa que cualquier onda se disipa rápidamente. Es fascinante cómo la naturaleza nos sigue sorprendiendo.

    1. No, eso es totalmente incorrecto. Las olas no existen en el Mar Muerto debido a su alta densidad y falta de corrientes. La concentración de sal es solo uno de los factores. ¡Investiga más antes de hacer suposiciones!

    1. Vaya comentario. No sé tú, pero personalmente prefiero la emoción y la energía de las olas en el mar. Flotar sin que te arrastren las olas puede ser tranquilo, pero ¿dónde está la diversión en eso?

  1. ¡Vaya! ¡Quién hubiera pensado que el Mar Muerto no tiene olas! ¿Será culpa de los peces bailarines? 🐠💃🏻 #CuriosidadesDelMar

    1. ¡Es cierto! No todos buscan lo mismo en una playa. Algunos prefieren la adrenalina de surfear olas, otros prefieren la calma de flotar en el Mar Muerto. Cada quien tiene sus gustos y eso es lo bonito de la diversidad. ¡A disfrutar de cada experiencia a nuestra manera! 🌊🏝️

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *