Saltar al contenido
Inicio » Qué cenar para el hígado graso

Qué cenar para el hígado graso

Alimentos buenos para el hígado graso Priorizar frutas frescas y naturales, verduras frescas, cereales integrales, proteínas bajas en grasa como pescado y carnes blancas, leche y derivados lácteos bajos en grasa, sin olvidar los ácidos grasos ricos en omega-3.

En el momento en que se tiene hígado graso, es esencial efectuar cambios en los hábitos alimentarios, en tanto que es una de las maneras de tratar y progresar síntomas como pérdida de apetito, mal en el lado derecho del abdomen, y barriga hinchada.

Impide comer alimentos entre comidas.

Grasas trans

Fuente: Unsplash

Las grasas trans son ácidos grasos artificiales, generalmente encontrados en modelos ultraprocesados. Estas grasas se tienen la posibilidad de conseguir en alimentos como: margarina, bollería y modelos horneados (pasteles, galletas, pasteles), palomitas de maíz para microondas, donas, alimentos congelados (como pizza o papas fritas), papas fritas, comida rápida (hamburguesas, palitos de pollo) . , ciertos chocolates y cremas de café, entre otros muchos.

Avena

Comer avena es una forma simple de añadir fibra a su dieta. Lo que resulta ser de enorme beneficio en los buenos alimentos para el hígado inflamado. En verdad, la fibra es una herramienta esencial para la digestión, y en especial la avena es útil para el hígado. Por consiguiente, la avena y las gachas contienen grandes cantidades de compuestos llamados beta-glucanos, y tienes que incluirlos en tu dieta día tras día.

También, los beta-glucanos son biológicamente muy activos en el organismo. Puesto que asisten a modular el sistema inmunológico y a batallar la inflamación. Por este motivo, tienen la posibilidad de ser singularmente útiles para batallar la diabetes y la obesidad. Prestando asistencia de este modo a achicar la proporción de grasa guardada en el hígado. No obstante, se precisan mucho más estudios clínicos para corroborar este beneficio en el cuerpo humano.

Menú semanal para hígado graso

Te planteamos uno para inspirarte, si bien las opciones son infinitas.

Desayuno. Comienza el día con un frutero con iogur desnatado y un puñado de frutos secos. Asimismo sirve una tortilla con espinacas y un café bajo en grasa con leche.

Alimentos prohibidos

Con la intención de eludir proporciones excesivas de grasas (en especial sobresaturadas), azúcar y achicar la energía total de la dieta; Es conveniente achicar o eludir la existencia de los próximos modelos:

  • Azúcar de mesa y otros edulcorantes como siropes, miel, mermeladas.
  • Galletas, galletas, muffins, cereales de desayuno endulzados, etcétera.
  • Patatas fritas, snacks y frituras
  • Leche entera, queso añejo, mantequilla, nata.
  • Comida rápida y platos preparados.
  • Carnes rojas y embutidos.
  • Refrescos, refrescos, bebidas isotónicas y jugos de frutas.
  • Cerveza y bebidas alcohólicas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *