Saltar al contenido
Inicio ¬Ľ Qu√© debe tener siempre un barco

Qué debe tener siempre un barco

El casco no es el √ļnico que est√° a la merced de las inclemencias del tiempo, con lo que el cuidado de tu barco asimismo necesita proteger el puente. La mugre de la cubierta de los nav√≠os de poli√©ster se suprime con un limpiador universal rociado sobre las superficies en cuesti√≥n. Las repletas de los nav√≠os de teca, por su parte, tienen que limpiarse con una mezcla de agua y champ√ļ despacio, entonces tratarse con un producto especializado y ocasionalmente con un aceite nutritivo o impermeabilizante. En la situacion de una cubierta de madera refulgente (y bien cuidada), ciertos eligen por barnizar la teca, labor que se efect√ļa tras un r√°pido limado.

En relaci√≥n a la renovaci√≥n de puentes de poli√©ster, puede ser preciso desengrasar ‚Äď pulimentar ‚Äď y completar las fisuras con una cubierta de epoxi. Si se prosigue pasito a pasito la rutina de reparaci√≥n, sin olvidar el acabado de laca bicomponente, el puente recobra de manera f√°cil su brillo de factor√≠a.

Contenidos

Consejos para proteger tu embarcación:

  1. Al regresar del mar, el motor debe lavarse con agua dulce antes de guardarlo. Lleve a cabo marchar el motor en agua dulce para adecentar los conductos de refrigeraci√≥n y remover los efectos da√Īinos de la sal. Para eludir la obstrucci√≥n de las boquillas, es requisito efectuar esta limpieza semanalmente.
  2. Rocíe el motor con lubrificantes sin aceite, como vaselina líquida o silicona, para eludir que se sequen las gomas. Este trámite debe efectuarse cada un par de meses para resguardar el cebador y el ubicación de inyección a lo largo de la ejecución.
  3. Para preservar la batería, cárguela y desconecte los polos, verificando periódicamente la carga de la batería. Mira periódicamente la batería para poder ver si el nivel de electrolito es el conveniente, de qué forma está el aceite, si es requisito adecentar o cambiar los filtros o las bujías.
  4. Sostenga el motor el√©ctrico de la gr√ļa (que asiste para tirar del ancla) en el cargador, aun si es impermeable. En caso contrario, el agua que golpea todo el tiempo el arco puede acortar la vida √ļtil del dispositivo.
  5. Lava tu barco tras emplearlo. El agua de mar tiene dentro una alguna proporci√≥n de impurezas y sales c√°usticas, que contribuyen a acortar la vida √ļtil de las piezas de su embarcaci√≥n. Por consiguiente, coloque un chorro de agua dulce, teniendo precauci√≥n de no remojar ning√ļn equipo que logre da√Īarse con la humedad.

Citamos ciertos ahora:

  • Arreglo. No existe nada peor que un tripulante que se ‚Äúescapa‚ÄĚ de sus tareas, singularmente de las menos agradables, como arrancar el barco, organizar, adecentar, cocinar, fregar los platos, etc√©tera. Un √≥ptimo tripulante ha de saber cu√°ndo puede tomar la resoluci√≥n de llevar a cabo una labor que absolutamente nadie mucho m√°s desea llevar a cabo. Asimismo ha de saber cu√°ndo se precisa una mano en un truco, en especial en el momento en que ha salido mal. Ahora he navegado con pasajeros expertos, que eran buen√≠simos maniobrando, poniendo pr√≥ximo los cirios, administrando la navegaci√≥n, etc√©tera., pero en el momento de ayudar con otros ten√≠an una nota baj√≠sima.

  • Buen car√°cter. En un barco, m√°s que nada en una traves√≠a, hay que convivir con gente de diferente car√°cter y con las aficiones y pr√°cticas que todos contamos. Si un tripulante se siente mal toda vez que le culpamos de algo que ha podido haber hecho mal, en el final la convivencia va a ser molesto. Es muy aconsejable comprender lidiar con las ‚Äúri√Īas‚ÄĚ que nos logre publicar el jefe en alg√ļn instante, puesto que un √≥ptimo jefe va a saber disculparse en el momento en que consigue exagerar en las expresiones.

  • Buen humor. Esta es una cualidad que no todos disponemos pero que se agradece dentro, especialmente cuando las cosas se complican por aver√≠as o fallos, mal tiempo, accidentes, etc√©tera. Como en todos y cada uno de los campos de nuestra vida, entender ‚Äúeliminar el inconveniente‚ÄĚ con una oraci√≥n correcta es un linimento que acostumbra sanar las ‚Äúuvas podridas‚ÄĚ que tienen la posibilidad de aparecer frente a una situaci√≥n de esta clase.

  • Entender cocinar. En el momento en que ingerimos bien, somos contentos, y en un barco entre los peores trabajos que puedes realizar es cocinar para 4 o mucho m√°s personas. Un barco se desplaza, hay poco espacio, si hace mal tiempo te mareas en la c√°mara… De todas maneras, cualquier persona que haya debido cocinar en estas condiciones sabe de lo que charlamos. Realizar guarda y tener un termo listo con caf√©, t√© o un caldo muy ardiente no posee precio. Comprender que comer√°s un plato ardiente es un aliciente mucho m√°s para enfrentar mejor las horas de guarda. Aun en el momento en que las condiciones empeoran y no puede cocinar, los refrigerios esmeradamente preparados tienen la posibilidad de ser costosos. Entonces, si alguien se proporciona como voluntario en su barco como cocinero y asimismo es buena persona, no dude en reclutarlo.

  • Sea ordenado. En una embarcaci√≥n el espacio es muy achicado y por este motivo se sugiere no ‚Äúcultivar‚ÄĚ el espacio interior con ropa u otros efectos personales. En los nav√≠os acostumbra haber varios espacios para almacenar ropa y otras cosas, con lo que debemos tener esto presente en el momento de almacenar todos nuestros elementos personales. Adem√°s de esto, los complementos de maniobra (asas, cuerdas, empu√Īaduras, etc√©tera.) han de estar siempre y en todo momento en su ubicaci√≥n para lograr localizarlos en el momento en que se precisen. Asimismo debemos rememorar que una cubierta organizada, singularmente en el momento en que el tiempo empeora, evitar√° que cabos u otros elementos caigan por la borda a ra√≠z del oleaje, con el consiguiente peligro de enredarlos en la h√©lice o tim√≥n, o sencillamente perderlos.

  • Entendimientos de mec√°nica y electr√≥nica. El motor de un barco se encuentra dentro de los elementos que jam√°s puede fallar por nuestra seguridad. El cuidado m√≠nimo es fundamental. No obstante, como cualquier elemento mec√°nico, siempre y en todo momento puede suceder alg√ļn imprevisto y falla en el instante mucho m√°s inesperado, poniendo al barco en una situaci√≥n comprometida. Es verdad que en los veleros siempre y en todo momento empleamos candelas y de esta manera se hizo la navegaci√≥n desde hace tiempo, pero no es menos cierto que maniobrar en un puerto para amarrar un velero no es nada simple. Adem√°s de esto, un individuo con entendimientos de mec√°nica asimismo puede arreglar aver√≠as o fallos que se generen en elementos mec√°nicos como cabrestantes, poleas, bombas de achique, enfriadores, etc√©tera. Adem√°s de esto, a√Īadir ciertos entendimientos sobre electr√≥nica resolver√° varios inconvenientes derivados del ambiente hostil al que se ven sometidos todos y cada uno de los gadgets del barco gracias a la humedad y el salitre.

  • Capacidades de navegaci√≥n y radiocomunicaci√≥n. Si bien hoy d√≠a¬†emplear un Gps no posee mucha contrariedad, es requisito comprender marcar una ruta para lograr eludir las ubicaciones peligrosas que probablemente halla cerca de la costa, o interpretar los partes meteorol√≥gicos y, basado en ellos, elegir la derrota a llevar en todos y cada uno de los instantes. Asimismo ha de saber de qu√© forma conducir los libros de navegaci√≥n, como las direcciones, los libros de faros y los libros de mareas. Adem√°s de esto, en embarcaciones que tienen gadgets como Radar, Ais o Navtex, es requisito comprender configurarlos y operarlos apropiadamente. La radio asimismo es un dispositivo que ha de ser usado apropiadamente, logrando efectuar las llamadas que correspondan en todos y cada caso y tambi√©n interpretar la informaci√≥n que va a llegar en equipos que tengan Llamada Selectiva Digital. Es imposible meditar que por el hecho de que el jefe tiene entendimientos para estos equipos, ahora tenemos la posibilidad de estar relajados. Cualquier indisposici√≥n del responsable de la embarcaci√≥n puede llevar a cabo preciso que otra persona se encargue de estas tareas.

Seguro

Todas y cada una de las embarcaciones de recreo est√°n obligadas a contratar un seguro de compromiso civil en frente de terceros. La obligaci√≥n es llevar dentro y ense√Īar, si de este modo lo necesita la autoridad, la p√≥liza de contrataci√≥n del seguro y el recibo bancario que acredite la vigencia del seguro (hay diferencia en esto con los autom√≥viles, que no tienen que llevar comprobante de pago, como una parte de los documentos obligatorios para andar).

Solo están exentas del seguro obligación las embarcaciones de recreo de menos de seis metros de eslora y sin propulsión a motor. En otras ocasiones, la legislación no deja sitio a inquietudes: el seguro es obligación, con lo que es un archivo que no puede faltar en el barco.

Comburente

Todo cuanto podamos aconsejarte en este punto no te va a hacer da√Īo, pero la experiencia nos comunica que siempre y en todo momento que iremos a andar el dep√≥sito de comburente ha de estar lleno, se encuentra dentro de las cuestiones de inseguridad m√°s esencial para nosotros

Otra regla que aconsejamos a nuestros futuros patrones en nuestras sendas es el procedimiento 1/3. Con esta regla va a ser la fracción de comburente la que consumiremos a la ida, otra a la vuelta y otra para cualquier género de imprevisto con apariencia de reserva.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *