Saltar al contenido
Inicio ¬Ľ Qu√© dice la Biblia sobre la pesca

Qué dice la Biblia sobre la pesca

En un par de ocasiones, los Evangelios de San Lucas y San Juan relatan que los ac√≥litos pescadores, guiados por Jes√ļs, sacaron pescas muy rebosantes tras una noche de pesca in√ļtil: se las llama pescas prodigiosas. Este producto muestra el milagro de de qu√© forma ha podido haber ocurrido esto.

¬ŅQu√© afirma la Biblia sobre los pecadores?

En el instante en que Jes√ļs los invit√≥ diciendo: ‚ÄúS√≠ganme, y los voy a hacer pescadores de hombres‚ÄĚ, ‚Äúen seguida abandonaron sus redes‚ÄĚ y ‚Äúdej√°ndolo todo, lo prosiguieron‚ÄĚ (Mateo 4:19, 20). ; Lucas 5:11; v√©ase asimismo Marcos 1:17-18).

El primero, en el Evangelio de Lucas (5,1-11), con la vocaci√≥n de los ap√≥stoles Pedro, Santiago y Juan (a los que se les afirma ‚Äúa partir de ahora vais a ser pescadores de hombres‚ÄĚ ); y la segunda en el Evangelio de Juan (21,1-14), donde hay un n√ļmero preciso de peces (153) y dir√≠ase que Pedro brinc√≥ al agua…

1.- Es primordial comprender los tiempos. Varios se enmara√Īan en estudiar la vida de Jes√ļs por no llevarlo a cabo cronol√≥gicamente. Si estudias la secci√≥n ¬ęMarcos o Mateo¬Ľ, vas a ver por qu√© raz√≥n nos tenemos la posibilidad de confundir. Los dos autores detallan a Jes√ļs marchando hacia el desierto (Mateo 4:11; Marcos 1:13) y tambi√©n justo despu√©s yendo a Cafarna√ļm para invitar a sus fieles a ser pescadores de hombres. Lo que no conseguimos ver en estos pasajes es que antes que Jes√ļs hiciese el llamado a invitar a sus fieles, es interesante que hab√≠a invertido mucho m√°s de a√Īo y medio, podr√≠a decirse que hab√≠a invertido pr√°cticamente un par de a√Īos en ellos.

2.- Anteriormente esta inversi√≥n significaba ‚Äúllamar es la clave‚ÄĚ. Puede apreciarse que hay pr√°cticamente un a√Īo de discrepancia entre Marcos 1:13 y Marcos 1:14; Mateo 4:11 y Mateo 4:12 Estos 2 autores hablan de el instante en que Juan el Bautista fue detenido, ver: (Mateo 4:12; Marcos 1:14). Es una de las razones por las cuales el Esp√≠ritu Santurr√≥n influy√≥ en el ap√≥stol Juan para redactar el cuarto evangelio.

La atrapa prodigiosa de peces ‚Äď medites

Aparte del enorme mensaje que vimos, nos deja el orden de Jes√ļs desde Bogar al mar, en el pasaje b√≠blico de la prodigiosa atrapa de peces que asimismo podemos encontrar varias deducciones. Entremos y escudri√Īemos esta palabra del Se√Īor, meditando sobre lo que debemos llevar a cabo como seguidores de Cristo.

Tras la orden de Jes√ļs dada a los pescadores para andar nuevamente a aguas profundas. Tenemos la posibilidad de imaginarnos a Sim√≥n proponi√©ndose por un minuto la pr√≥xima pregunta: -¬ŅPero qui√©n es ese que me afirma que realice algo, que mi vasta experiencia me afirma que no servir√° de nada?

No poseas temor; de ahora en adelante vas a estar atrapando hombres

Cortesía de Sr. Amata CSFN

El verbo pescar (en heleno zŇćgreŇć) no tiene relaci√≥n √ļnicamente a ‚Äúpescar‚ÄĚ. Verdaderamente significa ¬ęatrapar en vez de matar¬Ľ.

Lea asimismo: Cafarna√ļm: √°mbito de varios milagros del Mes√≠as

Las hamacas ten√≠an distintas formas, ciertas a√ļn se emplean actualmente. Al notar el banco, el pescador lo solt√≥. Los pesos hicieron que la red bajara y los peces quedaran atrapados. La herramienta se encontraba estirada por una cuerda atada en la mitad del c√≠rculo. Se puede botar desde la orilla, o con el pescador a la altura de la cintura, y asimismo se puede botar desde muelles o embarcaciones. Todo se√Īala que Pedro y Andr√©s estaban echando ese g√©nero de red desde la playa o muy cerca de ella, lo que logr√≥ viable que Jes√ļs los llamara y se hiciese o√≠r (Mc 1, 16-17).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *