Saltar al contenido
InicioQu茅 droga se parece al amor

Qu茅 droga se parece al amor

Dir铆ase que el 茅xtasis incrementa los sentimientos de exitaci贸n y seguridad en uno mismo. Sus efectos psicotr贸picos tienen dentro sentimientos de paz, aceptaci贸n y empat铆a. La gente que utilizan la sustancia aseguran que sienten una sensaci贸n de privacidad con otra gente y desean tocarlas o abrazarlas.

En el momento en que 2 personas se enamoran, las dos partes acostumbran a estar persuadidas de que lo que han vivido es tan 煤nico como ellos. Se entregan a una benevolente conspiraci贸n del destino que los deseaba juntos y atra铆dos; atiborr谩ndose de novias enloquecedoras para la diabetes de los espectadores de sus vidas. Tropas de vibraciones sentimentales recorren tus venas con la determinaci贸n de una bala en el aire… crey茅ndote, por lo menos por un instante, ser una parte de algo mucho m谩s grande. Pose铆dos por esta intensa plenitud, los tortolitos depositan toda promesa en la persona querida, salpicada de una pasi贸n que se cree inextinguible. Lo opuesto se transforma en el centro de gravedad de la persona, realizando un justo pagar茅 de cada renuncia para viajar a esa bella playa de omnipotencia ubicada en fricci贸n con el cuerpo amado. Sayonara con los pies en el suelo, querida. Esa sensaci贸n enloquecedora lo dulcifica todo y, como una inyecci贸n de 茅xtasis en la medula, el romanticismo a ralent铆 de una sonrisa se regresa adictivo… 隆adictivo como el demonio!

A conocer, todo lo mencionado no es mucho m谩s que el resultado subjetivo del juego de qu铆mica de nuestro entendimiento, lo contamos claro, 驴no? La hermosura, esa sensibilidad desbordante que derruye la puerta de nuestra percepci贸n como una drag queen enojada al amanecer, es el resultado de un cambio hormonal. En verdad, para muchos estudiosos es a煤n menos honorable. La experiencia de querer representa poco mucho m谩s que un ‘soborno biol贸gico’. De este modo lo ve la antrop贸loga evolutiva de Oxford (Reino Unido) Anna Machin, quien en su libro Why We Love: The New Science Behind Our Closest Relationships, asegura que amamos para subsistir, siendo el romanticismo 煤nicamente una construcci贸n cultural consecuencia de la tergiversaci贸n. del deseo Como ha dicho Plat贸n en El Banquete; Amamos lo que deseamos, y en el momento en que lo podemos encontrar, no tenemos la posibilidad de dejarlo ir. De ah铆 los brotes posesivos y el nacimiento del temor arriesgado, por el que cometemos crueldades indecibles.

Si bien parezca medieval, en la actualidad cientos de parejas usan drogas que impulsan el cerebro para regresar a enamorarse. Asi es como marcha.

Anna Machin dedic贸 su historia al estudio de los ant铆dotos que asisten en la relaci贸n entre 2. A lo largo de pr谩cticamente una d茅cada, el antrop贸logo evolutivo estadounidense prosigui贸 el avance de las drogas del amor, que trabajan en el cerebro y impulsan algunos neurotransmisores.

Si bien las indagaciones prosiguen continuando, ahora comenzaron a tocar fibras sensibles. En especial en el campo de la 茅tica. Semeja que la oxitocina, la dopamina, la beta-endorfina y la serotonina se tienen la posibilidad de amoldar para lograr que la gente se 芦enamoren禄 de otra persona. 驴Es viable obligar a alguien a enamorarse? O sea lo que se conoce hasta la actualidad.

Del amor con pasi贸n al amor duradero.

He escuchado frecuentemente que muchos f谩rmacos no tienen la posibilidad de ser buenos. Pierdes la aptitud de concentrarte, en el trabajo verdaderamente no te rindes. Estar enamorado consume varios elementos. No podr铆amos vivir de esta forma por un buen tiempo, conque enamorarse no dura para toda la vida. Ir铆a en oposici贸n a nuestra intenci贸n de subsistir. Esta 鈥渋mbecibilidad transitoria鈥, como la llama Ortega y Gasset, dura entre 6 meses y 3 a帽os.

Transcurrido el tiempo el cuerpo se regresa fuerte al efecto de estas substancias y toda la disparidad de la pasi贸n desaparece gradualmente. Empieza una segunda etapa del amor caracterizada por la pertenencia y un amor mucho m谩s relajado. Esta etapa va acompa帽ada de sentimientos de seguridad, tranquilidad y paz. Las personajes principales aqu铆 son las endorfinas (compuestos qu铆micos naturales con una composici贸n af铆n a la de la morfina y otros opi谩ceos). Son los que dan la sensaci贸n com煤n de seguridad al comenzar una exclusiva etapa, la del apego. De ah铆 que padecemos tanto en el momento en que perdemos a un individuo cercano, dejamos de recibir la dosis d铆a tras d铆a de estupefacientes.

Deja una respuesta

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *