Saltar al contenido
Inicio » Qué hacían los piratas

Qué hacían los piratas

Eran los nautas que comandaban una nave armada en marcha, esto es, tenían autorización de su gobierno, contra naves contrincantes, para lograr atrapar y saquear. Eran los humanos que formaban una parte de una nave que se dedicaba a atrapar otras naves para robarlas.

Las expresiones pirata, corsario y obstrucción con frecuencia se utilizan indiferentemente. Si bien esencialmente son personas dedicadas al hurto y saqueo en el mar, hay diferencias fundamentales. Los piratas son criminales organizados que tienen una o mucho más embarcaciones y hurtan otras para su beneficio. Los corsarios hacían lo mismo, pero auspiciados por el gobierno de alguna nación a fin de que solo atacaran navíos de países oponentes. A cambio, recibían alguna cuenta por el hecho de que si eran apresados eran tratados como presos de guerra y no como sencillos delincuentes. Asimismo se vieron obligados a ceder parte de sus ganancias al gobierno que los resguardaba. Los filibusteros se caracterizaban, en contraste a los piratas y corsarios, por no aventurarse mar adentro y limitar sus ocupaciones a la costa y ciudades próximas.

Procuraban la riqueza a cualquier precio

En la temporada de los descubrimientos, lo mucho más frecuente eran la carabela y la nao, las embarcaciones mucho más modernas y eficaces, capaces de aguantar un largo viaje hasta América .

Conclusión

La piratería fue el resultado de la mala administración colonial de las potencias de europa. Al no asignar suficientes elementos para supervisar los mares que conectaban las colonias con la metrópoli, dejaron el florecimiento de esenciales comunidades piratas que se aprovechaban del comercio colonial de manera parasitaria.

Por otra parte, la corona británica fue la responsable directa de la aparición de los piratas al dar incontables cartas de corso que llenaron los mares de corsarios, gente que no sabía mucho más que agredir navíos. Enorme Bretaña debería haber pensado que en algún instante todos estos corsarios podrían volverse en contra suya, como sucedió en el momento en que dejó a varios de ellos desempleados y sin otra opción alternativa exitosa que la piratería. El trato dado a los marineros en la marina mercante no logró mucho más que alejar a los viejos corsarios de cualquier negocio legítimo.

John Hawkins

Este navegante, vendedor de esclavos y pirata inglés, asimismo popular como Aquines, nació en Plymouth en 1532. Su trayectoria como criminal empezó en 1555 en el momento en que viajó a la costa oeste de África Desde entonces, empezó a mentir a los lugareños para entonces venderlos como esclavos.

Más tarde, efectuó múltiples viajes -primordialmente al conjunto de naciones americano- hasta el momento en que una tormenta desvió sus navíos hacia el Golfo de México. Allí, él y sus socios padecieron la derrota a manos de una flotilla de españa. En consecuencia, debieron regresar a Inglaterra. Tiempo después, retornaron a las costas de la Novedosa España con la intención de tomar el control de las sendas comerciales que tenía España. No obstante, Hawkins fue ejecutado el 12 de noviembre de 1595.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *