Saltar al contenido
Inicio » Qué hizo Moisés para no entrar a la tierra prometida

Qué hizo Moisés para no entrar a la tierra prometida

Deuteronomio 3:26 y 4:21 detallan que el Señor le ha dicho a Moisés que la razón por la cual no podía ingresar a la tierra prometida era que Él (el Señor) se encontraba enojado con Moisés gracias a los hijos de Israel.

Varios piensan que Moisés era un individuo imperfecta por el hecho de que la Biblia afirma que desobedeció a Dios. Pero, ¿puede un profeta de Dios ser imperfecto?

En el capítulo 20 del “Libro de los Números” de la Biblia Hebrea, diríase que mientras que los hijos de Israel deambulaban por el desierto, se quejaron a Moisés por la carencia de agua. Dios le ha dicho a Moisés que reuniera al pueblo, le hablara a «la roca» y traería agua. Moisés reunió a su pueblo, a quienes llamó «rebeldes», y golpeó la roca un par de veces con su vara. El agua fluyó en abudancia. El Señor entonces amonestó a Moisés y le ha dicho “no traerás esta reunión” a la Tierra Prometida por esta desobediencia.

Contexto de la especialidad de Dios sobre la no entrada de Moisés a la tierra prometida

En la Biblia, singularmente en el Viejo Testamento, está la razón por la cual Moisés no entró en la Tierra Prometida. La Palabra de Dios relata en el libro de Números que a lo largo de los 40 años en el desierto no había agua bebible, y los israelitas estaban muy enojados.

Por esta escasez, han comenzado a musitar y ponerse en contra a Moisés y Aarón. Desagradecidos por la liberación que Dios les había dado al sacarlos de Egipto, y también descreídos aún tras tantas muestras del poder de Dios, los israelitas han comenzado a decir que Moisés y Aarón no debieron haberlos conducido al desierto.

Conclusión

No puedo mencionar categóricamente que a Moisés no se le dejó ingresar en la Tierra Prometida pues tenía inconvenientes de temperamento o que fue por su furia que desobedeció los mandamientos de Dios, pero semeja que el hecho en Meriba (significa «riña») fue muy grave.

Todo cuanto entendemos con seguridad es que Moisés todavía está vivo y en el reino de los cielos en el momento en que hace aparición en el llamado “Salón de la Fe” en Hebreos 11.

La clemencia de Dios

)

Después, Moisés se apareció a Jesús en el Monte de la Transfiguración con Elías (quien fue llevado vivo al cielo – 2 Reyes 2:11). “Y se transfiguró enfrente de ellos, y su rostro resplandeció como el sol, y sus vestidos se volvieron blancos como la luz. Y hete aquí, se les se dieron a conocer Moisés y Elías, comentando con él” (Mateo 17:2,3).

En esta historia, observamos tanto la justicia como la clemencia de Dios en el trato con sus hijos.

Moisés no entró en la tierra prometida – de qué manera debemos accionar

Aquí contamos una enorme lección que estudiar de Moisés. ¡Él comprendió y aprendió que la Gloria del Señor es más esencial que su gloria!

No obstante, entendemos que Moisés no ha podido ingresar a la tierra prometida gracias a su desobediencia a Dios en algún instante a lo largo de su liderazgo. En el desierto de Zin, el pueblo tiene sed (Números 20) y regresa a musitar contra Moisés y contra Dios. Dios llama a Moisés y Aarón y le afirma a Moisés que tome el palo y le hable a la roca y le va a dar agua. En verdad, Moïse se dirige al pueblo, pero de su alegato brotan ciertas anomalías:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *