Saltar al contenido
InicioQu茅 le dijo la reina Isabel a Col贸n

Qu茅 le dijo la reina Isabel a Col贸n

?Tienes un mill贸n de maraved铆s?, ha dicho Isabel la Cat贸lica a Crist贸bal Col贸n. Precipitadamente se hab铆a llamado al almirante a fin de que recibiese esta feliz novedad; podr铆a financiar su viaje.

Asesinato en masa, la palabra en el centro del enfrentamiento

Entre las expresiones que estuvo en el centro de febriles discusiones al charlar del valor humano de la llegada de los espa帽oles a Am茅rica fu茅 el del asesinato en masa.

El experto en historia, arte y cultura de M茅xico Gregorio Luke ha dicho en un reportaje con CNN en 2021 que la desaparici贸n del 90% de los ind铆genas tras la llegada de los de europa 鈥攏o solamente los espa帽oles, sino m谩s bien asimismo los ingleses que 芦son bastante peores禄鈥 form贸 芦el asesinato en masa m谩s esencial de la historia禄. 鈥淓se diez% se ha reproducido y hay presencia ind铆gena, eminentemente en Am茅rica Latina, pero no tenemos la posibilidad de olvidar la criminalidad colosal y la criminalidad no solo de personas, sino m谩s bien de etnias鈥, opin贸.

La entrevista entre Col贸n y la reina Isabel

El ayudante de la reina le afirma: 鈥 Aqu铆 contamos a esta bella navegante que viene por en茅sima vez a conocer si puedes enderezar tus metas.

EL PRIMER VIAJE A LAS INDIAS (RESUMEN DE LA RELACI脫N DE FRAY BARTOLOM脡 DE LAS CASAS)

Este es el primer viaje y las derrotas y ruta que el almirante Crist贸bal Col贸n llev贸 conocer las Indias, dicho sumariamente, sin el pr贸logo que llegaron a los Reyes, que va verdaderamente y empieza de esta manera: In Nomine Domini Nostri Jesu Christi.

Ya que bien, cristian铆simos y muy, alt铆simos y geniales y poderosos Pr铆ncipes, Rey y Reina de Espa帽a y de las islas del mar, Se帽ores, en este a帽o de 1492, en el momento en que Vuestras Altezas terminaron la guerra de los moriscos que rein贸 en Europa y acabaron la guerra en la enorme localidad de Granada, donde este a帽o en pocos d铆as de enero, por la fuerza de las armas, vi las banderas reales de Vuestras Altezas puestas en las torres de la Alhambra, que es la fortaleza de aquella aldea, y vi al rey moro salir a las puertas de la comarca y besar las manos reales de Vuestras Altezas y del Pr铆ncipe mi Se帽or, y justo este mes, por la novedad que di Vuestras Altezas de las tierras de Indias y de un Pr铆ncipe llamado Perro Colosal (que significa Rey de Reyes en nuestra novela), cu谩ntas ocasiones 茅l y sus ancestros 鈥嬧媘andaron a Roma a pedir m茅dicos en nuestra santa fe a fin de que le ense帽aran, y que jam谩s desposeyeron al Pad Santurr贸n Se le dio y muchas pueblos se perd铆an asumiendo idolatr铆as o aceptando sectas de perdici贸n, Altezas, como 莽 Cristianos cat贸licos y pr铆ncipes fan谩ticos de la santa fe cristiana y promotores de exactamente la misma, y 鈥嬧媍ontrarios de la secta de Mahoma y de todas las idolatr铆as y herej铆as, reflexionaron mandarme a m铆, Crist贸bal Col贸n, a estas fiestas en la India. a fin de que pudiese ver estos pr铆ncipes, y pueblos y tierras y sus predisposiciones y todo lo dem谩s, y el sendero que tengan la posibilidad de tener para vuestra conversi贸n a nuestra santa fe; y se me orden贸 que no fuese por tierra al oriente, donde se habit煤a ir, sino m谩s bien por el sendero del poniente, que hasta hoy no comprendemos con seguridad que completamente absolutamente nadie pas贸. De esta manera, tras haber expulsado a todos los jud铆os de sus reinos y se帽or铆os en exactamente el mismo mes de enero, Vuestras Altezas me ordenaron ej茅rcito bastante para seguir por estas unas partes de la India; y de ah铆 que me hicieron gigantes favores y me ennoblecieron que desde este instante me llamar铆a Don, y ser铆a el Almirante Mayor de la Mar Oc茅ano y Virrey y Gobernador perpetuo de todas las islas y conjunto de naciones que Descubr铆 y venc铆, y a partir de ahora fueron descubiertos y vencidos en el Mar Oc茅ano, y de este modo me sucedi贸 mi hijo mayor, y de este modo de nivel en nivel durante la vida. Y sal铆 de Granada a 12 de mayo del mismo a帽o de mil cuatrocientos noventa y 2, en s谩bado. Llegu茅 a la localidad de Palos, que es puerto de mar, donde arm茅 tres botes muy aconsejables para tal acto, y sal铆 de aquel puerto bien prove铆do de provisiones y de varios marineros, a los tres d铆as del mes de agosto. dicho a帽o, un viernes, media hora antes de salir el sol, y part铆 para las Islas Canarias de Vuestras Altezas, que est谩n en aquella Mar Oc茅ano, para tomar all铆 mi rumbo y caminar como llegu茅 a las Indias, y entregu茅 la embajada de Vuestras Altezas con esos Pr铆ncipes y yo asimismo hice lo que se me mand贸; Y de ah铆 que pens茅 en anotar todo este viaje muy puntualmente en la vida diaria, todo cuanto hice y vi y pas贸, como se va a ver considerablemente m谩s adelante. Adem谩s de esto, Se帽ores Pr铆ncipes, aparte de redactar todas y cada una de las noches lo que va a suceder a lo largo del d铆a, y lo que navegar谩 en la noche, pretendo realizar una carta de navegaci贸n 煤nica, en la que colocar茅 todos los mares y tierras oce谩nicas. mar en sus debidos sitios. , bajo tu viento, y considerablemente m谩s, crear un libro, y ponerlo todo pintando, por latitud equinoccial y longitud oeste; Y b谩sicamente me da una enorme satisfacci贸n olvidarme del sue帽o y tener la tentaci贸n de caminar, pues de esta forma se hace, y ser谩 un trabajo colosal.

Deja una respuesta

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *