Saltar al contenido
Inicio » Qué país es más rico Haití o República Dominicana

Qué país es más rico Haití o República Dominicana

El día de hoy, República Dominicana tiene un PIB per cápita cinco ocasiones mayor que el de Haití.

Se expresa comunmente que Haití es el país mucho más pobre del hemisferio occidental, pero muchos desconocen a la élite que habita esta pequeña isla caribeña. La mayor parte de los ricos del pequeño país llegaron a inicios del pasado siglo desde sitios como Francia, Líbano, Siria, Alemania o Jamaica. Este 1% de la población controla el 50% de la economía y las 500 personas que mucho más impuestos abonan desarrollan el 80% de lo que colecta el erario haitiano. Frente tanta desigualdad, no es extraño oír críticas como la del escritor Lyonel Trouillot (nativo de la isla), quien califica a la burguesía local como «la élite mucho más repugnante», por achicar a «La Perla de las Antillas» a un estado de pobreza absoluta. El informe fotográfico anunciado en Foreign Policy exhibe de qué forma viven los mucho más ricos en el país mucho más pobre de América, probando, de nuevo, las desigualdades sociales que hay en la isla. Y más allá de que se prometió mucha asistencia tras el terremoto que prácticamente destrozó a toda la nación, poquísimo de ese dinero se invierte en la población.A los ricos, no obstante, semeja que ninguna de las catástrofes ocurridas en Haití les afectó. Siguen viviendo en sus casonas, lejos de distritos peligrosos, entre fortalezas que procuran separarlos de la pobreza que reina en las calles.

Paradójicamente, es a cargo de esta élite que Haití se está reconstruyendo. Van a ser las compañías que dirijan las que dotarán al país de los bienes y prestaciones precisos para su avance, van a ser sus industrias las que producirán cargos laborales y las que atraerán la mayoría de la asistencia en todo el mundo.

Descenso a los avernos

El homicidio del presidente haitiano Jovenel Moïse por treinta mesnaderos probó que el ostracismo de la nación caribeña no terminó. La convulsión en todo el mundo ocasionada por el magnicidio próximamente se desvanecerá. Una semana antes, el 29 de junio, la activista opositora Antoinette Duclaire y el periodista Diego Hables fueron asesinados en la ciudad más importante –en el mes de junio el país registró mucho más de 150 homicidos–, sin que CÑN ni The Miami Herald, los medios que mejor cubren el tema. isla resaltará la novedad.

Justo en el momento en que daba la sensación de que las cosas no podían empeorar, en este momento Haití está sin presidente, parlamento o corte suprema. Moïse ganó las selecciones de 2017 con solo 600.000 votos y una participación del 18%. En el mes de abril, tras el rapto de siete de sus curas, la Charla Episcopal advirtió que el país se encontraba «descendiendo a los avernos». La desaparición de Moïse, acribillado a tiros en su casa y probablemente traicionado por sus compañeros, es un jalón mucho más en este descenso.

Inestabilidad, crueldad y catastrofes naturales

El primer siglo del Haití francófono estuvo marcado, no obstante, por la inestabilidad y mucho más de 70 dictadores rigieron el país, hasta el momento en que en 1915 tropas estadounidense ocupaba el territorio. Allí continuarían hasta 1934.

Prosiguió una exclusiva ola de inestabilidad, con múltiples golpes de estado, intentos democráticos frustrados y revueltas rebeldes, y en 2004 se desplegó una fuerza en todo el mundo de cuidado de la paz por orden del Consejo de Seguridad de la ONU –Minustah– tras un alzamiento rebelde.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *