Saltar al contenido
Inicio » Qué pasaría si no existiera la vida marina

Qué pasaría si no existiera la vida marina

Los océanos absorben un cuarto del dióxido de carbono que emite el hombre con el consumo de comburentes fósiles; de ahí su relevancia en la preservación del mundo. Si no tenga existencia, el carbono atmosférico sería mayor de lo que es el día de hoy y el calentamiento global tendría un efecto mayor.

¿A quién le agrada el mar? ¡Pienso que la mayor parte! ¿Y si te pregunto sobre animales marinos o plantas? ¿Qué afirmarías? Permíteme acertar: peces, tiburones, delfines, ballenas, cangrejos, tortugas, algas, medusas… y plancton. ¿PLANCTON? ¿Quién ha dicho plancton? ¡Terminantemente un seguidor de Bob Esponja!

Plancton es el término que usamos para determinar esos organismos (animales, algas o bacterias) que quedan suspendidos en el agua y son arrastrados por las corrientes marinas. Tienden a ser microscópicos, con lo que no los observamos salvo que tengamos una lupa o un microscopio. Si bien existen algunos muy enormes, como las medusas. ¡Sí! Las medusas son una parte del plancton, pero el día de hoy les voy a enseñar a las microscópicas y ignotas. Son tan pequeños que en una gota de agua hay una cantidad enorme de organismos. Sus formas, tamaños, colores son infinitos, y si no me crees, compruébalo tú mismo en Plankton Chronicles ¡Me chifla esta página!

La obscuridad sería mucho más obscura

Es bien difícil comprender exactamente en qué orden serían los efectos de la desaparición de la luna, pero PopSci especula que entre los primeros cambios que los humanos notarían serían noches mucho más oscuras. .

¿Por qué razón? Por el hecho de que la luna refleja al sol y nos ofrece cierto brillo en el momento en que el sol está del otro lado de nuestro mundo, más que nada en las noches de luna llena.

Una exclusiva conciencia popular: la promesa en el horizonte

En torno a 1980 se alcanzó el pico de presión para eludir la polución de los océanos. Conque se relajaron en pos del reciclaje. En ese instante, la caza furtiva y la pesca industrial, la caza de ballenas y los derrames químicos llamaron bastante la atención. En la actualidad, está en incremento una exclusiva ola de conciencia ambiental, probablemente relacionada con el ineludible cambio climático.

Hay una creciente preocupación por eludir los plásticos y los modelos químicos sintéticos que terminan en el océano. Se están haciendo más fuerte los procesos de reciclaje, pero se prohíben en especial las bolsas tirables, las pajitas y el plástico. Asimismo se vive la carencia de envases y cada vez somos mucho más sensibles al inconveniente de los microplásticos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *