Saltar al contenido
Inicio » Qué pasaría si toda el agua del planeta se congela

Qué pasaría si toda el agua del planeta se congela

Y esto tiene secuelas ambientales. Lo más esencial es que en el momento en que el agua se congela, pierde consistencia y de ahí que los icebergs flotan en el mar. Ya que el agua congelada flota, esta cubierta de hielo impide que se congele toda la masa de agua en los océanos de los polos.

El 99% del agua dulce congelada está en solo 2 zonas del mundo, Groenlandia y la Antártida. De año en año, conforme incrementan las temperaturas globales, un pequeño porcentaje de este hielo se funde y se integra al agua salobre de los océanos. El porcentaje de fusión es tan pequeño (por fortuna), que al ritmo de hoy tardaría cientos de años en fundirse completamente. Pero, ¿qué ocurriría si de un día para otro se fundiera todo el hielo de todo el mundo?

Imagínate si esto pasara mientras que dormíamos. Por la mañana siguiente, la primera novedad que veríamos mediante los medios sería que el nivel del mar había subido 66 metros, anegando completamente todas y cada una las ubicaciones ribereñas del mundo. Ciudades enteras como Novedosa York, Tokyo, Londres, Venecia y Río de Janeiro quedarían totalmente sumergidas en estos 66 metros de agua plus y solo destacarían los edificios mucho más altos. En la situacion de México, nos despediríamos de toda la península de Yucatán y ciudades ribereñas como Veracruz, Acapulco y Los Cabos.

Por qué razón no tienes que dejar una botella de agua en el congelador: conoce la explicación científica

Por qué razón no tienes que dejar una botella de agua llena en el congelador congelador congelador (Fotografía: Getty Images)

Quizás recuerdes que en la clase de química de la escuela secundaria te afirmaron en el momento en que las substancias tienden a comprimirse en el momento en que se congelan. No obstante, con el agua pasa lo opuesto.

¿Cuáles son las fuentes que charlan del enfriamiento global?

El enfriamiento global no es una oportunidad recóndita. De esta forma lo cree un equipo de estudiosos de la Facultad de Northumbria, en Reino Unido, que el planeta padecerá por ello, entre los años 2030 y 2040, y nos enfrentaremos a una pequeña edad de hielo como la que ocurrió en el siglo XVII. siglos XVIII.

Los desenlaces de este estudio fueron presentados a lo largo del Acercamiento Nacional de Astronomía en Llandudno y charlan de un enfriamiento global, si bien tras un verano como el que terminamos de vivir… ¡quién lo afirmaría!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *