Saltar al contenido
Inicio ¬Ľ Qu√© se tatuaban los marineros

Qué se tatuaban los marineros

Ancla, golondrina, sirena, faro… son las causas m√°s habituales que los marineros se tat√ļan en la piel.

Anclas, pulpos, navíos, olas o sirenas eran fundamentos inmortalizados en las pieles curtidas de los marineros. Aventuras marítimas a babor y estribor, con piratas, bienes y mucha sal.

La simbolog√≠a de los marineros que tatuaban el ancla era para estar orgullosos de la enorme haza√Īa de haber cruzado el Atl√°ntico o para ense√Īar el estirpe de marineros en una misma familia.

Productos relacionados:

Excelentes fotografías detallan el trabajo del primer tatuador de la temporada victoriana

Entrevista: Personas con varios tatuajes detallan de qué forma se ven con y sin ropa

El concepto de los tatuajes marineros

Varios de los tatuajes marineros se han vuelto tan populares que su término por el momento no está relacionado con la vida en el mar. Otros, en cambio, preservan su carácter y concepto, despertando aun el respeto de quienes los contemplan.

Se tienen la posibilidad de agrupar pues simbolizan distancias recorridas, sitios conquistados en el mapa, pertenencia a una fraternidad o red social y otras supercherías.

¬ŅCu√°l es el concepto tras estos tatuajes?

Aparte de los colores refulgentes y las líneas valientes de la estética náutica clásico, hay un código oculto. Historias contadas por medio de imágenes que, si bien en este momento apartadas de su contexto histórico y popular original, prosiguen teniendo vida decorando la piel de las novedosas generaciones.

Varios de los dibujos est√°n basados ‚Äč‚Äčen im√°genes que formaban lugar de este mundo de los marineros, anclas, cuerdas, timones…

Ciertos marineros socios acostumbraban a tatuarse cerdos o gallinas siguiendo un largo mar Tradición viajante

El arte del tatuaje se conoce desde tiempos inmemoriales y, desde sus principios, la mayoria de las veces tuvo un claro concepto ritual. Los primeros occidentales que tuvieron contacto con esta t√©cnica fueron marineros que viajaron y exploraron la zona del Pac√≠fico Sur, como el popular capit√°n ingl√©s James Cook, quien la trajo desde Tahit√≠ a Europa en 1771. Desde ese momento, la multitud del mar ha unido supercher√≠as. y leyendas con grabados de distintas fundamentos en la piel o haciendo distintas liturgias como el llamado Paso del Ecuador. Como no pod√≠a ser de otra forma, los marineros estadounidenses sostuvieron esta tradici√≥n a lo largo del int√©rvalo de tiempo de la Segunda Guerra Mundial, tatu√°ndose distintas dise√Īos, entre aqu√©llos que resaltaban las llamadas ‚ÄúHula Girls‚ÄĚ, la imagen de una peque√Īa hawaiana que sirvi√≥ como s√≠mbolo para bastantes hombres. . recuerdo del ataque sufrido en Pearl Harbor

Tatuaje de una peque√Īa hula

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *