Saltar al contenido
Inicio » Qué significa para ti ser pescador de hombres

Qué significa para ti ser pescador de hombres

Ser pescador de hombres es ser pescador de humanos: hombres, mujeres y pequeños, sin discriminación alguna, por el hecho de que para nuestro Padre, todos somos suyos. No hay judío, ni heleno; no hay ciervo, no hay libre; no hay varón ni mujer; por el hecho de que todos somos uno en Cristo Jesús.

Halla dónde se encuentran la gente.

No se pesca en un barril. Debes ir donde están los peces. Esto asimismo es verdad para el evangelio, precisas proceder a la multitud. La buena nueva es que hay personas a tu alrededor que desconocen a Jesús. Verdaderamente no debes ir tan lejos. Puedo apostar que probablemente hay personas en tu familia que desconocen a Jesús. ¿Tienes un vecino que no conoce a Jesús? ¿Qué ocurre con los compañeros de trabajo y otros amigos? La lista puede continuar y proseguir. Estas son todas y cada una la gente que precisan percibir el evangelio y son un óptimo sitio para empezar a comunicar el evangelio.

De forma frecuente, tratándose de comunicar el evangelio, deseamos jugar al juego corto. Cebamos el anzuelo, lo tiramos al agua y si no muerde enseguida, es hora de continuar adelante. Si bien no sé bastante sobre pesca, sé que la pesca por norma general necesita paciencia. Es imposible apresurar el desarrollo. La mayor parte de la gente que conozco que van a pescar planean estar allí por unas horas, no solo por unos minutos. Mi punto es, no solo charles del evangelio a esos en tu círculo y lo dejes ahí. No solo deberás decírselo, sino más bien vivirlo enfrente de ellos. Este es el juego largo.

IV. PADRES DE LA IGLESIA

San Juan Crisóstomo: “Ajustándose a las situaciones de los hombres, tal como llamó a los magos a través de una estrella, en este momento llama a los pescadores por el arte de pescar”.

San Cirilo: «recordando todos y cada uno de los errores que ha cometido, se estremece y se estremece, como frecuenta ocurrir en el momento en que el que está manchado no piensa que logre ser aceptable frente al que está limpio».

2 puntos importantes en Mateo 4:19

1.- Y les ha dicho: Seguidme,

2.- Y les voy a hacer pescadores de hombres

¿Qué requerimos para ser pescadores de hombres?

Es en especial esencial ponerse el escudo de la fe con que eludimos las tentaciones del enemigo, que no desea ver a los hombres salvos por el evangelio de Cristo (versículo 16) y la espada del Espíritu , que es la Palabra de Dios (versículo 17). Sin estos 2 equipos espirituales, nos resultará irrealizable pescar las ánimas de los hombres.

No solo debemos tener la armadura de Dios como nuestro equipo, sino asimismo debemos saber el pez que nos encontramos intentando de apresar. Saber la condición perdida de la gente que nos cubren nos va a ayudar a entender que por buenísimos que seamos pescando, jamás «atraparemos» el pez nosotros.

¿Quién es pescador de hombres?

Representa la escena evangélica donde Jesús de Nazaret afirma a Simón Pedro: «No temas, desde este instante vas a ser pescador de hombres» (Lc 5,8-11).

  • organizar los peces por tamaño;
  • eviscerar los peces y almacenarlos en tanques con hielo o agua de mar;
  • sostener y arreglar redes y equipos;
  • asistencia con tareas de supervisión;
  • prepara comida para la tripulación;
  • sostener el barco limpio y ordenado, por poner un ejemplo, limpiando las cubiertas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *