Saltar al contenido
Inicio » Qué significan los 153 peces en la Biblia

Qué significan los 153 peces en la Biblia

En la tradición cultural, durante la historia, el número 153 tuvo bastante concepto. Por poner un ejemplo, según el Evangelio, es el número de peces que San Pedro capturó con sus redes en el lago de Tiberíades en el paso de la pesca prodigiosa.

//Pr. Luis A. Núñez\

Se terminó la celebración, los abrazos, el jolgorio, la animación y todo igual, todas y cada una de las ocupaciones cerradas por final de año, un año lleno de luchas, ocasiones que jamás consideramos que íbamos a presenciar y empezó una exclusiva, contamos esperanzas, disponemos promesa y suponemos en la bendición de Dios, pero ¿has sentido que todo prosigue igual? o sea, nada cambió, no obstante, la verdad es que somos nosotros los que debemos cambiar, cambiar nuestra forma de meditar, de ver las cosas.

La atrapa de peces

Desde el último escrito de Juan, el Evangelio de Jesucristo acaba con los acólitos tomando una enorme atrapa de peces, recordando un acontecimiento al principio del llamado al discipulado:

En el momento en que acabó de charlar, le ha dicho a Simón: «Rema mar adentro y echa las redes para pescar un pez». Simón respondió: “Profesor, estamos trabajando toda la noche y no pescamos nada. Pero de conformidad con tu palabra voy a echar las redes. Y en el momento en que lo hubieron hecho, pescaron una multitud de peces, y sus redes se rompieron. Hicieron señales a sus compañeros en la otra barca a fin de que viniesen a asistirlos. vino y llenó las dos barcas, tal es así que han comenzado a hundirse. Al notar esto, Simón Pedro se arrodilló enfrente de Jesús, diciendo: «Apártate de mí, Señor, que soy un hombre pecador». y Juan, hijos de Zebedeo, que eran compañeros de Simón. Y Jesús le ha dicho a Simón: «No temas; desde este instante vas a ser pescador de hombres. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ” , lo dejaron todo y lo prosiguieron (Lucas 5:4-11)

¿Cuántos peces pescaron los acólitos?

El primero, en el Evangelio de Lucas (5,1-11), al lado de la vocación de los apóstoles Pedro, Santiago y Juan (a quienes dicen «de ahora en adelante vais a ser pescadores de hombres») ; y la segunda en el Evangelio de Juan (21,1-14), donde se relata un número preciso de peces (153) y se señala que Pedro se arrojó al agua

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *