Saltar al contenido
Inicio » Qué velocidad máxima alcanza un barco

Qué velocidad máxima alcanza un barco

Actualmente, la mayor parte de los navíos navegan a velocidades entre 20 y 24 nudos, con lo que achicar un 20% su agilidad querría decir que navegan entre 16 y 19 nudos.

Todo buque que navegue bajo movimiento (buques no deslizantes), su agilidad máxima va a estar limitada por su eslora, a mayor eslora mayor agilidad.

En el momento en que un barco navega, rompe la área del agua con su proa, generando una ola que se desplaza en todo el barco pegándose a los dos lados. La longitud de onda de la ola y su agilidad incrementan con la agilidad del barco.

¿Cuál es la agilidad máxima de un velero?

Entre las cuestiones mucho más usuales en el momento en que alguien visita una embarcación por vez primera o comienza las prácticas para conseguir un título náutico es “¿y cuál es la agilidad de esta embarcación?”. Saber la agilidad máxima de un barco se encuentra dentro de las primeras intranquilidades.

Comunmente al decir la agilidad en nudos producimos alguna indecisión. Gradualmente, esta indecisión se marcha disipando conforme avanzamos en la conversión a entidades de agilidad más frecuentes para todos los que no están familiarizados con el planeta náutico. Pero la mayoria de las veces aparece una exclusiva duda, que tiende a ser “¿y si ponemos un motor mucho más fuerte?”. “Ya que da igual”, respondimos provocando de este modo incredulidad.

¿Qué causantes influyen en la agilidad máxima de un crucero?

La longitud, no mucho más. Esto es, la eslora de la embarcación es la que determinará en buena medida su agilidad máxima. Cuanto mayor es la longitud, mayor es la agilidad. Da igual si tiene motores aproximadamente poderosos, si tiene exactamente la misma longitud, no va a poder girar mucho más.

En el momento en que un crucero navega, el contacto de su proa (parte frontal) con el agua crea una ola. Esa onda recorre su longitud, su longitud. Conforme el bote hace más rápido, la ola se hace mucho más alta y mucho más extendida, hasta el momento en que la longitud de la ola consigue la popa del bote (la parte posterior). En ese instante, el barco está nevando en esa ola máxima que generó y es inútil de superarla. Es por consiguiente en el momento en que consigue su máxima agilidad.

Monocasco (6-8 nudos)

La mayor parte de los veleros medianos están diseñados con monocascos. En la mayoría de los casos, son cascos de movimiento diseñados para dividirse bajo el agua. Esto no solo estabiliza el barco, sino asimismo se desliza delicadamente por el agua. Si quiere que un velero de un solo casco vaya considerablemente más veloz, considere subir todo el casco sobre el agua.

En contraste a los monocascos, los catamaranes y trimaranes están sobre el agua. Esto quiere decir que desplazan menos agua, haciéndolos considerablemente más veloces. El único problema es que este diseño provoca que el barco sea menos permanente, lo que puede ser una preocupación en tanto que la seguridad siempre y en todo momento ha de ser lo primero al andar. De ahí que los catamaranes y trimaranes tienen 2 y tres cascos, respectivamente. No obstante, esto va a hacer que el barco sea muy flotante.

¿Hasta dónde puede llegar un barco?

Un nudo equivale a una milla náutica por hora, que paralelamente equivale a 1.852 km por hora. Si tuviésemos que decir una agilidad media global de todos y cada uno de los navíos de crucero, la podríamos fijar entre 18 y 20 nudos. Hay navíos que alcanzan los 30 nudos, como el Queen Mary 2.

¿De qué forma calcular la agilidad de un barco?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *