Saltar al contenido
Inicio » Quién es el pescador de la Biblia

Quién es el pescador de la Biblia

El símbolo misterio del pez se llamaba ichtus o ichthys, cuyas iniciales en heleno significan Jesucristo, Hijo de Dios, Salvador. A fin de que 2 cristianos se reconozcan como semejantes, uno dibujaría un arco en la arena.

Jer 16:16 Mandaré varios p.. y los atraparán Mat 4:19; Marcos 1:17; Lucas 5:diez ven.. y te voy a hacer p de los hombres

Pescador (heb. dayyâg; gramos. halieús). Trabajo ejercido por los israelitas en el lago de Genesaret y en el río Jordán; no hay prueba de que lo ejercitaran en el Mediterráneo, no en lo que en este momento llamamos «cabotaje» durante las costas (Job 41:7; Is 19:8; Eze 47:diez; Mar 1:16; Lucas 5:2 ; etcétera).

La primera pesca prodigiosa

El único evangelista que cuenta la primera pesca prodigiosa es San Lucas (5, 1-11): «En el momento en que la multitud se reunió cerca de él para oír el palabra de Dios, estando él al lado del lago de Genesaret, vio 2 barcas en la orilla, los pescadores habían salido y estaban lavando sus redes, subió a entre las barcas, que era la de Simón, y le solicitó que pusiese algo de tierra.Desde la barca, sentado, enseñaba a la multitud.

En el momento en que acabó de charlar, ha dicho a Simón: «Rema mar adentro y echa tus redes para un pez». Respondió Simón y ha dicho: «Profesor, toda la noche luchamos y no recogimos nada, pero a tu palabra voy a echar las redes»

Los acólitos dejaron todo para proseguir a Jesús

Los acólitos dejaron todo para proseguir al mesías, probablemente, cada uno de ellos charla con sus familiares, Pedro debe existir hablado con su mujer y suegra, como João y Ti atrás, asimismo juntaron a toda la familia para explicarles que era un ministerio y que debían ir con Jesús. Tenemos la posibilidad de ver que en el momento en que Jacobo y Juan dejan todo para proseguir al mesías, su padre se enfrenta, ni reitera que irse con ellos ni impide este suceso, sino los deja y los deja ir. Entonces observaremos que toda la familia de Zebedeo son fieles y se presentarán apoyando el ministerio.

Andrés y Pedro venían de un pequeño pueblo donde la pesca era el trabajo que se practicaba en ese sitio, este pueblo se encontraba al oriente de la enorme localidad de Capernaum (Juan 1:44). Si nos fijamos, Santiago y Juan debieron vivir muy cerca de ellos, en tanto que su padre, Zebedeo, tenía un trabajo de pescador y tenía algún género de negocio adjuntado con Pedro (Lucas 5:diez). Es asombroso lo que estos 4 hombres dejaron atrás al proseguir a Jesús y transformarse en pescadores de hombres para el reino.

«Echad vuestras redes»

Jesús ha dicho a Simón: «Echad la barca mar adentro y echad las redes para pescar». Simón respondió: “Profesor, estamos trabajando toda la noche y no pescamos nada; pero, confiando en tu palabra, voy a echar las redes”.

De esta forma lo logró y pescaron muchos peces que se rompieron las redes.

Caminó con los pecadores

El Señor se halló con los pecadores. Les atestiguó, los persuadió y los ganó. Él no era un tipo mucho más beato que tú o un snob de justicia autosuficiente o súper espiritual. Se encontraba con los pescadores. Eran su razón de estar aquí en este planeta.

De esta forma ha de ser todo verdadero católico. Ser como Cristo significa ganar a los pecadores. Su propósito es nuestro propósito. Tu misión es nuestra misión. Su plan es nuestro plan. Él vino a socorrer a los pecadores. Nos encontramos en el planeta con exactamente el mismo propósito.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *