Saltar al contenido
Inicio » Quién inventó los navíos

Quién inventó los navíos

Hace mucho más de 5.000 años, los egipcios edificaron diversos tipos de navíos para andar por el Nilo, su primordial vía de comunicación. Después, los fenicios, helenos y romanos han comenzado a apoderarse el Mediterráneo con navíos poco a poco más desarrollados.

Por Jorge Yahuaca M.

Este producto quiere realizar un paseo histórico lo mucho más próximo la mayor historia viable, sobre los cambios que sufrió la navegación durante múltiples siglos y su confrontación con las novedosas tecnologías marítimas.

De la artesanía a la tendencia

En los siglos XVII y XVIII se tiene dentro la marquetería y, con ella, el refinamiento del parqué. En verdad, desde finales del siglo XVIII, el parqué de madera ahora se considera una auténtica moda y empieza a ser demandado no solo por la clase alta, sino más bien asimismo por personas con determinado estatus.

A la pluralidad de especies ahora usadas se sumaron otros materiales como el nácar, el marfil de cuello y los metales. El formato y el diseño asimismo cambiaban, se acortaban las lamas y se usaban diseños fáciles que aún el día de hoy se usan, como el parqué inglés de junta libre o regular, el de espiga y sus variaciones, o el “Punta Hungría”. Además de esto, los diseños sobre tejas o cuadros se transformaron en sencillos lineales instalados in situ mediante pequeños cortes o ranuras.

Evolución del barco

El barco estuvo en incesante evolución. Desde el siglo II, al tiempo que los cirios empezaban a hacerse mucho más enormes y eficaces, los viejos navíos mercantes prescindían de los remos; pero estos no fueron dejados en los buques de guerra hasta bastante después.

En el Mediterráneo, tanto los cirios como los remos se usaron en las galeras francesas y venecianas hasta principios del siglo XVIII. Los remos aportaban una virtud: dejaban que el barco se desplazara sin viento, lo que, en combate, era esencial.

Historia y evolución de las embarcaciones

Las embarcaciones egipcias mucho más viejas, tal como las orientales, comenzaron a emplear remos y candelas para impulsarse. La embarcación se encontraba construida sobre una composición de madera muy grande, tanto que podía albergar hasta veinte personas que se ocupaban de remar, un mástil con candela cuadrado y 2 enormes remos que estaban en la popa. Los egipcios fueron un líder fundamental para la crónica de las embarcaciones, muchas de las herramientas que empleaban fueron mejoradas más tarde, hasta el punto de que todavía se usan hoy en día.

Los fenicios fueron otra de las ciudades mucho más esenciales que desarrollaron la construcción naval. En verdad, varios especialistas aseguran que los egipcios como los romanos y los helenos apoyaron su construcción naval en las creaciones efectuadas por los fenicios. Los fenicios edificaron navíos capaces de transportar mercancías enormes y pesadas, tal como buques de guerra. Esta localidad era muy reconocida y envidiada, tanto que eran populares por todos como nautas inusuales, en tanto que fueron los primeros en efectuar viajes de gran distancia.

El submarino para empleo militar

El primero en hacer un submarino para empleo militar fue David Bushnell en 1776 creando uno de madera, que se movía a través de hélices. La primera iniciativa fue emplearlo para poner pequeños explosivos en el fondo de los navíos británicos y, si bien el submarino funcionó realmente bien, los explosivos no consiguieron hundir ningún barco.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *