Saltar al contenido
InicioQui茅n robo el banco de Yecla

Qui茅n robo el banco de Yecla

En la Nochebuena de 1998, un conjunto delictivo dirigido por El Sapo y Casper organiz贸 el mayor atraco a un banco de la zona de Murcia, asaltando 89 c谩maras acorazadas del Banco Habitual de Murcia.

El Sapo forma parte a la 茅lite criminal: rob贸 2.700 millones de euros en un banco de Yecla (Murcia), 19 cuadros de la compilaci贸n privada de Esther Koplowitz (Goya, Brueghel, Sorolla, etc茅tera.) 12 millones de euros del salve que pag贸 antes a los piratas somal铆es que raptaron el Alakrana para dejar en libertad a la tripulaci贸n. Escap贸 un par de veces de prisi贸n, subsisti贸 a tiros y torturas, y es diagnosticado como un psic贸pata controlado: no siente empat铆a ni adrenalina. Un estricto entrenamiento militar y un coeficiente intelectual de 155 comentan tal historial.

Nacho Medina, constructor y directivo de formatos como Callejeros, Callejeros pasajeros o Frank de la jungla, debi贸 confrontar a este villano ind贸mito para regentar El Sapo, S.A. Memorias de un ladr贸n (Mediaset, libre en Amazon Prime y 4). Una serie reportaje inusual -con mucho m谩s de un par de a帽os de preproducci贸n, concebida por I帽igo P茅rez-Tabernero (Se帽or Mono)- donde el criminal revela sus cartas.

Datos del atraco en el Banco Habitual de Yecla

En el reportaje 芦El Sapo禄 dice datos como que el material preciso para realizar el butr贸n pesa 300 kilogramos. Asimismo que la alarma del banco 芦era muy vieja禄.

Este experto em roubos assegura que entrou no banco 鈥渃omo o Pai Natal鈥, pela porta, pois tinham trocado o chap茅u-coco por um de mestre que permitia a quem usasse chap茅u-coco da marca abrir a porta do el Banco. 驴Hab铆a un c贸mplice entre los usados del banco? 鈥淓l Sapo鈥 da su versi贸n y la polic铆a no pudo evaluar nada contra ninguno de los usados.

Investigaci贸n

Gobernantes del Banco Habitual brindaron la voz de alarma al d铆a despu茅s de que la pandilla de C谩sper saliese de la agencia con el dinero del saqueo. 鈥淪e encontraba en mi casa, a solo 150 metros de la orilla, y me fui enseguida. Fue entre los instantes mucho m谩s agobiantes de mi vida profesional. El aspecto era horrible鈥, afirma el entonces comisario.

All铆 hall贸 a los usados encerrados en la agencia, estupefactos con lo que estaban viviendo. 鈥淗ubo gente que crey贸 que el hurto no se pod铆a llevar a cabo sin la asistencia de alguien del banco. Fue muy desapacible鈥, ense帽a 脕ngel Sandoval, quien era usado de la entidad.

Deja una respuesta

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *